25/06/2022

Así es la lucha contra los «narcopisos» en L’Hospitalet

Mossos y Guardia Urbana desmantelan uno en Collblanc-Torrassa

Agentes de los Mossos d’Esquadra, de la comisaría de l’Hospitalet de Llobregat, conjuntamente con la Guardia Urbana de la misma ciudad, detuvieron el 7 de enero cuatro hombres, de edades comprendidas entre los 19 y los 42 años como presuntos autores de un delito contra la salud pública, concretamente por tráfico de sustancias estupefacientes.

La investigación se inició a finales del pasado mes de octubre, cuando los agentes tuvieron conocimiento de una afluencia constante de personas drogodependientes a un domicilio ocupado en los bajos de un edificio y que se podía estar traficando con sustancias estupefacientes en el interior.

En una primera fase de la investigación, los agentes constataron que diferentes personas accedían en el edificio para adquirir las dosis de cocaína, y comprobaron que la droga que se vendía estaba muy adulterada, de hecho, se trataba de una sustancia derivada de la cocaína, altamente adulterada y extremadamente peligrosa para la salud, como la que ya se había localizado en anteriores investigaciones similares.

A continuación, los investigadores averiguaron que el hombre que suministraba la droga era el mismo que ya había sido detenido en anteriores ocasiones por tráfico de drogas pero que en esta ocasión lo hacía conjuntamente con un joven, que intentaba pasar desapercibido residiendo de manera habitual en un segundo domicilio.

Mientras los agentes recavaban las informaciones e indicios necesarios, detectaron que la presencia de aquel punto de tráfico de droga se había convertido en un punto de atracción de personas drogodependientes, hecho que había supuesto un aumento de ciertos delitos relacionados en las proximidades.

La investigación fue compleja, los presuntos traficantes hacían desplazamientos puntuales en el segundo domicilio y era previsible que fuera allá donde ocultaban la droga y el dinero resultante de su venta. Durante la investigación más sospechosos pasaron a integrar el grupo de personas presuntamente involucradas, sumándose a los primeros investigados.

Finalmente, el 7 de enero los investigadores realizaron las entradas en los domicilios investigados y detuvieron cuatro hombres como presuntos autores de un delito contra la salud pública, concretamente por tráfico de sustancias estupefacientes. En el domicilio utilizado como punto de venta de cocaína los agentes decomisaron cocaína, haixix y dinero oculto así como personas consumiendo o que se disponían a consumir.

En el registro efectuado en el segundo domicilio, los agentes localizaron uno de los investigados haciendo recuento de los beneficios económicos del tráfico de drogas, el cual intentó destruir una bolsa con cocaína en el momento de la entrada de los investigadores. En este segundo domicilio, los agentes también decomisaron sustancia pendiente de analizar y que podría emplearse en la adulteración de la cocaína.

Los detenidos pasaron a disposición judicial y el juez en funciones de guardia decretó su libertad con cargos.

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.