07/12/2022

Discotecas catalanas taparán los vasos para reducir el riesgo de violación por sumisión química

Para evitar que se eche burundanga en la bebida

Hace unas semanas, fuentes de los Mossos d’Esquadra alertaron que no paraban de salir casos de sumisión química para cometer delitos sexuales, por lo que se consideró que la cuestión se había convertido en un problema grave ya que los agentes registraban varias denuncias semanales de víctimas de estos abusos o agresiones tras haber sido drogadas.

Se trata de un tipo de delito sexual que ha crecido en toda Catalunya y por eso se están tomando medidas para evitarlos. Los abusos sexuales por sumisión química se están convirtiendo en un problema creciente.  El Hospital Clínic de Barcelona el año pasado atendió 468 casos de agresiones sexuales, indican que el 31% de las víctimas estaban drogadas. En la mayoría de casos se trata de abusos o agresiones sexuales, casi siempre a chicas, aunque también se aprovechan estas drogas para robar a las víctimas. 

Regalamos 2000 euros para gastar en La Farga

Desde la patronal del Ocio, Fecasarm, se ha anunciado que este verano repartirán tapas para los vasos para evitar que alguien vierta en ellos burundanga o cualquier otra droga de sumisión. El secretario general de Fecasarm, Joaquim Boadas, explicó que se trata de una de las medidas que se adoptarán para garantizar la seguridad en estos locales y que sigue campañas internacionales

Las discotecas que se sumen recibirán formación para sus empleados y material como la campaña a ‘Ask for Angela’, que comenzó en 2016 en Inglaterra y que utilizan locales de ocio para mantener a las personas a salvo de agresiones sexuales mediante el uso de una palabra clave para identificar cuándo están en peligro o en una situación incómoda. La víctima pregunta por ‘Ángela’ a un empleado y se activa su protección. La intención es acabar con los casos de abusos sexuales dentro de estos locales o que se inician cuando te tomas una copa.