08/12/2022

Policía Nacional y Guardia Civil ponen en marcha un dispositivo sin precedentes contra bandas juveniles: más vigilancia en colegios, locales y redes sociales

.

La Policía y la Guardia Civil quieren atar corto las bandas juveniles con «macroplan» con el que el Ministerio del Interior pretende cubrir todas las aristas de este tipo de violencia. Las bandas juveniles quedarán, pues, bajo un seguimiento global, y sin precedentes hasta ahora, en España.

Así, las Fuerzas de Seguridad aumentarán hasta el próximo 15 de enero la presencia preventiva en sitios de reunión y ocio de los jóvenes, y harán un mayor seguimiento de las redes sociales y foros de internet activos en la apología de conductas de tendencia xenófoba, racista, antisemita o inspiradas en el odio a las minorías.

Regalamos 2000 euros para gastar en La Farga

El objetivo de esta nueva iniciativa es la prevención y dar respuesta policial instantánea de las bandas juveniles para reducir sus expresiones de violencia. El plan estratégico que ha puesto en marcha el Ministerio del Interior tiene, como piedra angular, un incremento de la actividad investigadora con un mayor uso de las herramientas de inteligencia policial para identificar situaciones conflictivas que puedan desembocar en delitos.

Además, los agentes de ambos cuerpos policiales intensificarán el seguimiento de las redes sociales, páginas web y foros de internet que sean activos en la apología de conductas delictivas de tendencia xenófoba así como las que marquen pautas de comportamiento para sus integrantes, precisaron fuentes del Ministerio del Interior.

Habrá también, según ha informado Interior, un incremento de las inspecciones a locales y espectáculos públicos y de la presencia policial para controlar la venta de alcohol a menores o la permisividad al consumo de sustancias estupefacientes por parte de los dueños de los establecimientos.

Vigilar la oferta minorista de drogas en lugares de ocio y en el entorno de los centros escolares para desarticular puntos de tráfico minorista es otro de los principales puntales del plan estratégico. Lo completan el aumento del control para evitar conductores ebrios y la difusión de iniciativas de divulgación y concienciación a menores y jóvenes sobre las principales amenazas que afectan a su seguridad.