21/10/2020

La Rambla J.Oliveras de L’Hospitalet, y la plaça del Ajuntament, medio vacías

Sin las terrazas de los bares, las calles dan una sensación más triste

Muntatge Rambla

La crisis del coronavirus, además de las graves consecuencias sanitarias que está provocando, hace notar sus efectos en la economía. Basten como ejemplo la caída del PIB o las cifras de desempleo.

Las consecuencias del covid-19, la vida social se observan a simple vista. Bares y terrazas cerrados, tiendas con aforo restringido. Incógnitas en el futuro económico y en el de la salud. Como acabará todo lío…

De momento en l’Hospitalet, bares y restaurantes cerrados, las sillas de las terrazas apiladas, toldos y parasoles recogidos.

La sensación, paseando vuelve a ser extraña, es como si volviéramos hacia atrás, a los meses de marzo, abril en pleno confinamiento. Pero ahora hace más frío, hay menos horas de sol. Esperemos que el invierno, no se haga demasiado largo.