08/02/2023

«Lo siento te voy a matar». Golpea con una piedra a cinco personas en la calle Balmes de Barcelona

El agresor disfrutaba de un permiso penitenciario

529 (1) PORTADA

Una de las chicas agredidas-BETEVÉ

03/11/2022

El juez ha enviado a la prisión un hombre detenido este fin de semana por golpear con una piedra diversas personas en la calle Balmes de Barcelona. El atacante, que tenía antecedentes por homicidio y estaba en permiso de tercer grado, ha sido acusado de dos intentos de robo con violencia y cinco delitos de lesiones, según el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.


«Lo siento, pero te tengo que matar»


La madrugada del sábado del pasado domingo, el hombre, de 50 años, agredió cinco personas, algunas de ellas con una piedra de dimensiones «considerables». Primero atacó dos chicas que volvían a casa después de ir a una discoteca de la zona de Aribau, según ha explicado una de las agredidas.

En declaraciones a BTV, han explicado que eran poco más de las 5 de la madrugada cuando bajaban por la calle Balmes y un hombre le vino por detrás, la tiró por el brazo y mientras le decía «lo siento, pero te tengo que matar», la golpeó en la cabeza con una piedra. Cuando se recuperó, vio que estaba atacando a su amiga, y que una pareja intentó ayudarlas.

Un chico, que había salido de trabajar como DJ en un local próximo, también intervino para separar el agresor de la otra chica, que quedó inconsciente en el suelo. «Nos salvó la vida», dice en su relato la primera agredida, en declaraciones a BTV. En el forcejeo el chico también resultó herido en la cabeza. Se añadieron a socorrerlas unos taxistas que redujeron el hombre hasta que llegó la policía. Los Mossos detuvieron el agresor media hora más tarde de los hechos.

Condenado por homicidio y robo


El detenido cumplía una condena de 16 años de prisión por matar el vigilante de un parking el 2008 donde había entrado a robar, según ha avanzado «La Vanguardia» y han confirmado fuentes judiciales.

Los hechos tuvieron lugar la madrugada del 6 de agosto del 2008 cuando el hombre entró en un garaje de la Travessera de Gracia de Barcelona, donde había trabajado, con el objetivo de robar. Fue hasta la cabina del vigilante y cogió 300 euros que había en la caja registradora. El acusado, que llevaba un cuchillo, fue sorprendido por el vigilante, a quien le acabó clavando varias cuchilladas. El vigilante murió.

El 2012, un jurado lo consideró culpable de un delito de robo con violencia, por el cual lo condenó a tres años y medio de prisión; y un segundo delito de homicidio, por la cual fue condenado a 12 años y medio de prisión. FUENTE DE LA INFORMACIÓN BETEVÉ

Jonathan Pinto, el DJ 1que las ayudó. FOTO BETEVÉ
Entrada del parquing donde el individuo apuñaló al vigilante en el 2008, y lo mató BETEVÉ
Calle Balmes de Barcelona donde se produjo la agresión