08/02/2023

Paloma es vecina de L’Hospitalet fue agredida brutalmente en la estación de plaça Catalunya de Barcelona: Tiene miedo cuando coge el metro

El individuo agredió a los Mossos, a los vigilantes de la Renfe, y rompió los cristales del coche patrulla

Paloma EXP 2000
18/10/2022

Los hechos ocurrieron el pasado jueves 6 de octubre, a las 21:45 h, en el vestíbulo de la estación del metro de la plaça de Catalunya de Barcelona. Paloma P. volvía de trabajar junto a unas compañeras. Cuando había cruzado las barreras de validación de los billetes, se quedó a hablar con ellas. Justo el tiempo para que alguien que estaba observando la escena se fijara en ellas, y escudriñara la posibilidad de perpetrar algún tirón.

Cuando Paloma P. se descuidó, un joven de origen magrebí sustrajo al descuido el teléfono móvil, ésta se percató de la maniobra de sustracción y persiguió al autor increpándole hasta que consiguió recuperar su teléfono.

El ladrón, entre gritos, amenazas e insultos trató de huir del lugar, pero la joven quiso fotografiarle para dar a conocer su imagen y evitar posibles futuros hurtos. Y, en ese momento, al verse fotografiado, reaccionó de forma violenta y le propinó a la joven un brutal puñetazo en el ojo.

Dos Vigilantes de Seguridad de metro, se percataron de lo que estaba sucediendo e intervinieron en ese instante, consiguiendo reducir al agresor y detenerlo con mucho esfuerzo ya que, el individuo golpeó y escupió a los Vigilantes hasta que consiguieron ponerlo tumbado boca abajo y engrilletarlo, tal como se observa en la imagen que ilustra la noticia.

A los pocos minutos se presentó en el lugar una patrulla de los Mossos que, tras recabar la información necesaria, se hizo cargo del detenido el cual, aprovechó ese momento para propinar un cabezazo a uno de los Agentes y una patada al otro, tratando de escapar pero siendo interceptado a los pocos metros.

Una vez el detenido es introducido en el vehículo policial, éste no cesó en su violencia y golpeó con los pies las cristales del coche patrulla llegando a fracturarlos, motivo por el cual se tuvo que solicitar otro vehículo para proceder a su traslado.

Una vez en Comisaría y practicadas las diligencias correspondientes, denuncia de la víctima aportando parte de lesiones y declaración de los Vigilantes, entre otras, el detenido, que cuenta con numerosos antecedentes, fue puesto a disposición judicial, decretándose su libertad con cargos a la espera de juicio. Paloma en conversación con el TOT L’HOSPITALET, sigue teniendo miedo. Ella vive en el barrio de Sant Josep de L’Hospitalet. Para ir a trabajar coge el transporte público, y no es la primera vez que la agreden. Está preocupada y no entiende que el sujeto que le pegó ande suelto por la calle.