11/08/2020

El Conseller d’Enseyament contra las cuerdas: L’Hospitalet, Cornellà, Sant Boi, y Santa Coloma le piden explicaciones

Los ayuntamientos exigen a Bargalló que aclare cómo mantendrá las ayudas alimentarias a los niños más vulnerables

El Conseller d’Enseyament contra las cuerdas: L’Hospitalet, Cornellà, Sant Boi, y Santa Coloma le piden explicaciones

Los ayuntamientos del Hospitalet, Santa Coloma de Gramenet, Cornellà de Llobregat y Sant Boi de Llobregat reclaman al Govern de la Generalitat de Cataluña que aclare como está previsto cubrir las necesidades alimentarias del alumnado en riesgo de exclusión social este verano, después de que el departamento de Educación haya dado instrucciones a los consejos comarcales para cerrar la vinculación de las tarjetas monedero que se habían entregado a aquel alumnado que tenía una beca comedor para cubrir el tercer trimestre del curso escolar.

En esta instrucción el Departamento de Educación manifiesta que “finalizado el curso escolar, y de acuerdo con el mencionado precepto, las tarjetas comedor dejan de estar vinculadas a las ayudas individuales de comedor correspondientes al periodo de suspensión del servicio de comedor escolar, sin perjuicio que se puedan vincular a otras ayudas o finalidades”.

Hay que recordar que estas tarjetas monedero se entregaron al alumnado beneficiario de una beca comedor, vinculados a familias en situación de vulnerabilidad social, en el marco del Real decreto ley de 12 de marzo, de medidas urgentes para responder al impacto económico de la COVID-19, para evitar este corte entre el final del curso escolar y el inicio en septiembre, el 18 de junio, el Parlamento de Cataluña aprobó la Moción 168/XII, para afrontar la situación de riesgo debido a las consecuencias de la crisis sanitaria, que en el punto f) incluye el siguiente compromiso: “Dar cobertura a las ayudas alimentarias para menores vulnerables, durante los meses no lectivos del verano del 2020, conjuntamente con el resto de administraciones, y utilizando también los fondos que se reciban del Estado, para garantizar que el alumnado en riesgo de exclusión social tenga cubiertas las necesidades alimentarias, con el mantenimiento de las tarjetas monedero o con otras fórmulas.”

Estos ayuntamientos manifiestan así su preocupación, porque con esta decisión, desconocen si se mantendrán estas ayudas, y con qué fórmula; a la práctica, estos menores dejan de recibir las ayudas alimentarias reconocidas y aprobadas, por este motivo, exigen a las consellerías de Educación y de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias que informen de cuáles son las previsiones para hacer cumplir urgentemente la resolución del Parlamento.

Desde el día siguiente mismo del inicio de la crisis sanitaria de la COVID-19, los ayuntamientos establecieron las medidas necesarias para cubrir las necesidades alimentarias de niños y adolescentes, en el marco del cierre de los centros educativos. Así se ha hecho en el caso de las ayudas municipales, y es la voluntad de los consistorios mantener este compromiso.