26/09/2020

Metges de Catalunya convoca una huelga de Médicos Internos Residentes los días 21, 22 y 23 de septiembre

Por su responsabilidades quieren dejar de ser mileuristas

Metges de Catalunya convoca una huelga de Médicos Internos Residentes los días 21, 22 y 23 de septiembre

Metges de Catalunya (MC) ha presentado este jueves en el Departament de Treball una convocatoria de huelga dirigida a los médicos internos residentes (MIR) que se forman y prestan servicios asistenciales en el sistema sanitario catalán, público y concertado.

El paro tendrá lugar los días 21, 22 y 23 de septiembre. Los 3.500 facultativos residentes de todos los niveles (de R1 a R5) los hospitales y centros de atención primaria están llamados a la huelga que tiene por objetivo la mejora de las condiciones laborales y retributivas, y muy especialmente de las condiciones formativas, de los MIR.

El sindicato, mayoritario entre el colectivo médico, denuncia el “trato injusto” y el rango de “trabajadores precarios” que define los médicos especialistas en formación desde los recortes sanitarios, situación que se ha visto “extremadamente agravada” por la pandemia del coronavirus que ha cambiado las condiciones de trabajo y ha afectado a la formación y la retribución de estos profesionales médicos.

Para dignificar el ejercicio profesional de los MIR y asegurar la adquisición de los conocimientos y la experiencia necesaria en el proceso de especialización médica, el sindicato ha trasladado al Departament de Salut una serie de reivindicaciones divididas en tres bloques: formación, condiciones laborales y retribuciones. MC reclama que se garantice y se respete el tiempo que los residentes deben dedicar a la formación no asistencial, tanto dentro de su jornada laboral como mediante la asistencia a cursos, congresos y otras actividades formativas.

Así, pide que el 15% de la jornada ordinaria se destine a la formación y que se reserven 10 días anuales, como mínimo, para la participación en actos formativos. En este sentido, el sindicato recuerda que “la prioridad del sistema MIR es la formación especializada de los facultativos y no la dotación de personal en los centros de salud”.

En el ámbito laboral, la organización quiere que se borre la imagen de “peones” con que a menudo se asocia la tarea de los residentes y se vele por sus derechos laborales básicos, incluido el derecho a la conciliación.

De esta manera, reclama que la jornada ordinaria sea de 35 horas semanales, como en el resto del Estado, y que se cumplan las 12 horas de descanso ininterrumpido legalmente previstas tras una guardia, así como las 36 horas continuadas de descanso semanal que también establece la legislación vigente.

En cuanto a las retribuciones, el sindicato exige un incremento del sueldo base (sin guardias) de los MIR para que “dejen de ser trabajadores mileuristas”, así como la mejora del precio de la hora de guardia.

Del mismo modo, pide que las retribuciones de los facultativos en formación incluyan diferentes complementos y pluses salariales a los que tienen derecho por su dedicación laboral.

MC remarca que la huelga es la única salida para que los MIR, profesionales altamente cualificados e indispensables para el correcto funcionamiento del sistema sanitario, “dejen de recibir un trato que en algunos aspectos se acerca a la explotación”.

Principales reivindicaciones formativas

  • Garantizar que el 15% de la jornada ordinaria se destine a la formación no asistencial. Estas horas deberán estar debidamente planificadas y especificadas dentro del horario laboral.
  • Establecer un mínimo de 10 días anuales asignados a la formación no asistencial dedicados a cursos, congresos y otras actividades formativas no curriculares.
  • Establecer una ratio máxima de un médico adjunto por cada cuatro residentes durante la actividad asistencial. En ningún caso un residente realizará actividad asistencial sin la supervisión de un adjunto.
  • Participación activa de los residentes en los mecanismos de evaluación de la formación.
  • Asegurar que los residentes tienen acceso a tutorías individuales y personalizadas.


Principales reivindicaciones laborales

  • Jornada laboral ordinaria de 35 horas semanales.
  • Máximo de 48 horas de trabajo semanal sumando la jornada ordinaria y la complementaria.
  • Máximo de cuatro guardias mensuales, una de las cuales en día festivo. La realización de más guardias mensuales será voluntaria y con mayor retribución.
  • Garantizar el descanso mínimo ininterrumpido de 12 horas después de una jornada, incluso después de una jornada de 24 horas.
  • Respetar el descanso de 36 horas semanales ininterrumpidas o bien de 72 horas quincenales.
  • Asegurar espacios de descanso dignos en los centros, según la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.