04/10/2022

Dos mossos ayudan a una mujer que acababa de dar a luz en Castelldefels

El nacimiento se produjo dentro de un parking

El pasado día 17 de abril, hacia la una de la madrugada, los agentes de la comisaría de Castelldefels recibieron el aviso que una mujer iba a dar a luz y que se encontraba en el parking comunitario de su domicilio, sin el tiempo suficiente de poder llegar al hospital, según ha informado el digital La Premsa del Baix.

Inmediatamente una dotación policial se dirigió al lugar, y localizaron al padre esperando la ayuda en la entrada del parking. La madre, junto a su vehículo, acababa de parir. Los agentes taparon la madre y la niña con una manta térmica, “para que no cogieran frío”, e intentaron transmitir a la pareja “calma y tranquilidad hasta la llegada del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), que posteriormente los trasladaron al Hospital de Sant Joan de Deu”, según explicó el caporal Nacho, a la Premsa del Baix.

Escuela de baile Sergi & Lourdes

A pesar de que los dos agentes acumulan muchos años de servicio en la policía autonómica, era la primera vez que se encontraban en una situación tan especial como aquella. “El padre estaba angustiado, la madre acababa de tener a su hija aunque reflejaba cara de felicidad. Lo primero que nos preocupó fue el estado en que se encontraba el bebé y, naturalmente, la madre. La asistimos, pero rápidamente comprobamos que lo llevaba bastante bien y estaba muy tranquila”, comentó Nacho. “Lo cierto es que el tiempo se nos hizo interminable hasta la llegada de la ambulancia. Solo sufríamos por si se complicaba el tema, puesto que todo el trabajo lo había hecho la madre”, añade en Marc, en declaraciones a la Premsa del Baix.

Con la llegada de la ambulancia y el traslado del bebé y su madre al hospital, los dos policías respiraron satisfechos de haber cumplido su deber. Nacho indica que “fue una experiencia muy enriquecedora. Sin lugar a dudas te queda grabado para toda la vida”. Mientras tanto, Marc también considera que “será un recuerdo que me quedará por siempre jamás.”

Días más tarde, la familia quiso agradecer a los agentes policiales su actuación y se desplazó hasta la comisaría de Castelldefels, donde la pareja – Javier y Mireia- con su hija Océana, se reencontraron con los dos Mossos d’Esquadra y otros agentes que participaron en la asistencia a la madre.