24/11/2020

La Guardia Urbana de Cornellà, imponen más de 500 denuncias a patinetes eléctricos por saltarse las normas de circulación

El consistorio exigirá una licencia administrativa para que los patinetes circulen por Cornellà

Patinete cornella

Imagen de archivo, no corresponde a la ciudad de Cornellà

De acuerdo con los últimos datos de la Guardia Urbana de Cornellà de Llobregat, en el transcurso de 2020, se han abierto 512 expedientes sancionadores contra Vehículos de Movilidad Personal (VMP) por el incumplimiento de las ordenanzas de circulación relacionadas con estos vehículos y aprobadas por el Ayuntamiento de la ciudad.

De estas sanciones, la gran mayoría se han producido por circular más de una persona en un VMP (110), por ir sin casco homologado (73) y por conducción negligente (64). También destacan las multas por conducir con distracciones como puede ser el uso de auriculares (62) o con teléfono móvil (50). Por circular por la acera también se han abierto 48 expedientes.

Estos vehículos, como patinetes o bicicletas eléctricas, plataformas con ruedas, artilugios sin motor o ciclos, son especialmente sostenibles y en los últimos años, Cornellà y otras ciudades metropolitanas han experimentado un aumento de su presencia en las calles como forma habitual de desplazamientos unipersonales entre la ciudadanía.

A pesar de los beneficios que los Vehículos de Movilidad Personal aportan a las ciudades -no contaminan, evitan caravanas y no ocupan mucho espacio a la hora de ser aparcados-, pueden llegar a ser peligrosos para las personas que se desplazan a pie y también para los mismos conductores.

Es por esta razón que el Ayuntamiento de Cornellà continúa desarrollando controles para garantizar el cumplimiento de las ordenanzas municipales relativas a este tipo de vehículos. La finalidad es proteger a los peatones, que pueden estar en una situación de vulnerabilidad hacia los mismos.

Recordemos que las normas de circulación comunes de todos los VMP son que las bicicletas y los patinetes eléctricos no pueden circular por las aceras, que deben respetar los sentidos de circulación de cada vía y que deben estar dotados de frenos, timbres, luces y elementos reflectantes.

Además, en el caso concreto de los patinetes, circularán preferentemente por los carriles bici, aunque también pueden circular por paseos y aceras amplias -de al menos 3 metros de anchura- siempre que no superen los 10 km/h. Los menores de 16 años no pueden conducir patinetes eléctricos y los patinetes de menos de un metro de largo tienen prohibida la circulación por la calzada. Además, los conductores y conductoras de patinetes eléctricos están obligados a llevar casco homologado.

Una licencia administrativa para que los VMP circulen por Cornellà

El Consistorio, a través de la policía local, se ha encargado de difundir estas normas de circulación, pero lejos de reducirse las infracciones, cada año aumenta el número de multas sobre este tipo. Por este motivo, el Consistorio se plantea alternativas para garantizar la protección de los peatones y una de ellas es que los patinetes y bicicletas dispongan de una licencia administrativa para circular en Cornellà.

El aumento de accidentes en los que hay patinetes implicados ha conducido a estudiar esta propuesta, para garantizar la seguridad vial y la protección, en primer lugar de los propios usuarios de patinetes y otros vehículos de movilidad personal (VMP), y evidentemente los peatones y de los demás usuarios de la vía pública.

Actualmente, la legislación sólo exige la autorización administrativa y el seguro para poder circular a los vehículos de motor, lo que no afecta a los VMP. Pero sí que las administraciones locales pueden poner exigencias técnicas o de otra naturaleza en las vías de su competencia.