11/08/2020

El alcalde de El Prat Lluís Mijoler, acusa a la Generalitat de incumplir el compromiso de mantener las becas de comedor durante el verano

.

El alcalde de El Prat Lluís Mijoler, acusa a la Generalitat de incumplir el compromiso de mantener las becas de comedor durante el verano

El alcalde de El Prat, Lluís Mijoler, y otros 15 Alcaldes del área metropolitana han dirigido hoy una carta a Josep Bargalló y Chakir el Homrani, consejeros de Educación y Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, respectivamente, para expresar su desacuerdo por el paro de las tarjetas monedero vinculadas a las becas comedor. (Puede leer la carta completa a través del enlace que aparece al final de esta página).

La carta denuncia el “grave incumplimiento” de un compromiso adquirido por la Generalitat con los derechos fundamentales de los niños más vulnerables durante los meses no lectivos del verano de 2020, tal como establece una moción aprobada en junio por unanimidad por el Parlamento de Cataluña . También reprochan a la Generalitat “haberse enterado a través de una instrucción sin haber podido tener un debate conjunto y analizar sus consecuencias”.

Los y las ediles recuerdan que en Cataluña, la tasa de pobreza infantil antes de la pandemia era del 31% y que a finales de este año subirá al 34,6%, y hasta el 50% entre las familias monoparentales.

Desde que finalizó el curso escolar hace un mes, el Ayuntamiento de El Prat ha reforzado las ayudas municipales para alimentación infantil, que este verano reciben más de 800 niños en situación vulnerable.

Refuerzo de las ayudas municipales

El Ayuntamiento del Prat ya pidió la semana pasada a la Generalitat que cumpliera con su compromiso de proporcionar ayudas alimentarias a los alumnos de la ciudad con beca de comedor durante el verano. Durante el estado de alarma, por la suspensión de las clases presenciales y el cierre de los comedores escolares, este millon de niños vieron cubiertas estas necesidades con tarjetas de prepago, financiadas por el Departamento de Educación de la Generalitat.

El Ayuntamiento de El Prat ha reforzado desde finales del curso escolar sus ayudas alimentarias para niños por diferentes vías. Por un lado, mediante tarjetas monedero, está proporcionado ayuda alimentaria para más de 530 niños de familias con dificultades socioeconómicas.

Por otra parte, también beca las comidas del mediodía de hasta 308 niños y niñas que participan en centros y actividades de verano de la ciudad, organizadas por diferentes entidades del Prat con el apoyo del Ayuntamiento y adecuadas con las medidas de seguridad y preventivas pertinentes ante la Covid-19. Hasta el momento, más de 1.799 niños se han inscrito a estas actividades (de ocio, cultura, educación, deporte …), de los que cerca del 20% tiene beca de comedor municipal.

Además, hay que recordar que las guarderías municipales también han sido abiertas este mes de julio, a modo de campamento de verano para los niños y niñas de entre 0 y 3 años. También 27 niños y niñas que asisten a las guarderías durante el verano tienen becado la comida del mediodía por parte del Ayuntamiento.

En total, son más de 800 niños de hogares con dificultades socioeconómicas los que están recibiendo ayudas del Ayuntamiento para este fin. Se trata de familias que son usuarias habituales de los servicios sociales municipales, o bien se han dirigido a la nueva OIAS (Oficina Integral de Atención Social) que el Ayuntamiento abrió a mediados de mayo, para reforzar la atención frente a la impacto de la Covid-19, y requieren de este tipo de ayuda.

El Ayuntamiento garantiza durante el verano la continuidad de las ayudas alimentarios y sociales

El Ayuntamiento quiere garantizar durante los meses de verano la continuidad de las ayudas sociales, entre ellos los de alimentación, que ya estaba prestando anteriormente, y más teniendo en cuenta el aumento de necesidades sociales que ha comportado la pandemia sanitaria. Durante el último trimestre del curso, el Ayuntamiento ya ofreció tarjetas monedero con este fin para diferentes colectivos, entre ellos niños y niñas de las guarderías municipales o alumnos con beca de comedor municipal, que complementan las de la Generalitat, competente en la materia. En ambos casos, se financiaba el coste de la comida. También se distribuyeron tarjetas monedero a los jóvenes participantes del Centro Abierto, cerrado durante el estado de alarma, en este caso para costear el coste de la merienda, que se les proporcionaría en condiciones de normalidad si pudieran ir presencialmente.

En total, teniendo en cuenta las tarjetas monedero que cubren necesidades alimenticias de niños y jóvenes y otros colectivos en situación de vulnerabilidad, el Ayuntamiento ha invertido más de 186.000 euros desde el inicio del estado de alarma en este tipo de ayuda. A esto, se añaden otros programas y servicios para cubrir necesidades alimentarias. El Ayuntamiento también cuenta con el Punto Solidario, donde se distribuyen ayudas alimentarias y básicos para 550 familias en estos momentos; o el de comidas a domicilio, que ha duplicado su número de usuarios y usuarias, mayoritariamente personas mayores, desde el inicio de la pandemia (actualmente son 129). 

No obstante, el Ayuntamiento constata que las administraciones locales no pueden hacer frente en solitario al aumento de necesidades socioeconómicas que ha conllevado la crisis de la Covid-19 y reclama el apoyo de la Generalitat y del gobierno del Estado, para sumar esfuerzos frente al impacto de la pandemia.