27/11/2020

El Ayuntamiento de El Prat forma profesionales y voluntarias en acompañamiento al duelo en el contexto de la epidemia

.

El Ayuntamiento de El Prat ha formado un total de 38 profesionales y personas voluntarias vinculadas a los servicios sociales y en la salud en el acompañamiento al duelo en el actual contexto de epidemia.

Esta formación se enmarca en el desarrollo de la estrategia de salud mental comunitaria que debe promover el bienestar emocional de toda la ciudadanía. Siguiendo con la línea de la jornada “Los duelos y cómo afrontarlos”, que el Ayuntamiento organizó en octubre del 2019, el objetivo de esta formación ha sido ofrecer herramientas a profesionales y personas voluntarias para apoyar y acompañar el duelo de personas que hayan sufrido emocionalmente el impacto de la pandemia. 

La formación ha sido liderada por el doctor José Pérez, psiquiatra del Centro de Salud Mental de Adultos del Prat, y la psicóloga Cristina Cabrera, del Parque Sanitario de San Juan de Dios. A lo largo de las tres sesiones de la formación, se ha trabajado como la pandemia ha supuesto un importante impacto en el conjunto de la sociedad, una pérdida de libertades y un incremento de la inseguridad y del riesgo de enfermar o morir. Más concretamente, la formación se ha centrado en el duelo por la pérdida de actividad (formativa, laboral y económica) y el duelo por la pérdida de un ser querido. 

Próxima formación tras el verano

Se prevé hacer otra formación durante el último trimestre del año dirigida a formar facilitadores de grupos psicoterapéuticos de apoyo al duelo. Para más información, puede dirigirse a benestaremocional@elprat.cat 

Impacto de la Covid-19 sobre la población

La pandemia, el riesgo de enfermar, las medidas de lucha contra la Covid-19 y todas sus consecuencias han repercutido de manera diferente en las personas de la ciudad. Mientras que en la población infantil y adolescente el impacto ha sido motivado principalmente por las propias medidas restrictivas que han llevado a la pérdida de la actividad formativa, restricciones en las libertades y en los procesos relacionales …), en el caso de la población más grande o con otras enfermedades previas, el riesgo de enfermar o de morir era mucho más alto y les ha afectado emocionalmente de manera intensa. 

La población laboralmente activa ha visto cómo ha impactado directamente en su organización económica y laboral, y su conciliación con la vida familiar. También los profesionales y personas voluntarias han vivido un intenso impacto emocional, viviendo su propia realidad personal y familiar, así como la de todas las personas a las que han dado en sus servicios. 

Necesidad de hablar con alguien

Estos impactos han incidido de forma muy intensa en todas nuestras vidas y nos llevan a tener que elaborar duelos por múltiples causas. Necesitamos poder hablar y expresar lo que pensamos y sentimos. Y para ello necesitamos alguien a quien expresarle, alguien que se sitúe a nuestro lado y nos acompañe en este proceso. Ese “alguien” pueden ser los profesionales de los servicios de la ciudad (áreas básicas, servicios sociales, servicios de salud mental, proyecto Antenas …) que no sólo quieren acompañarnos sino que también se han formado para podernos acompañar mejor. Son profesionales y personas voluntarias comprometidas con el cuidado del bienestar emocional de las personas, el acompañamiento a la soledad y su sufrimiento.