13/08/2020

El Prat: Un clan familiar había ocupado 11 pisos de 15, de un bloque de viviendas para cultivar marihuana

Desmantelado por los Mossos d’Esquadra y la Policía Local

El Prat: Un clan familiar había ocupado 11 pisos de 15, de un bloque de viviendas para cultivar marihuana

Agentes de la Policía de la Generalitat,  Mossos d’Esquadra de la Unidad de Investigación de la comisaría del Prat de Llobregat conjuntamente con la Policía Local del Prat de Llobregat detuvieron, el jueves 9 de julio, cuatro hombres, de nacionalidad española y vecinos del municipio como presuntos autores de un delito contra la salud pública, concretamente tráfico de drogas y de un delito de defraudación de fluido eléctrico.

La investigación se inició el mes de marzo cuando los agentes recibieron información relacionada con la existencia de plantaciones indoor de marihuana en el interior de pisos ocupados en un mismo inmueble y gestionados por un mismo clan familiar.

Gracias a las investigaciones llevadas a cabo entre ambos cuerpos policiales se consiguió ubicar con detalle los seis pisos donde se tenía indicios que podían haber plantaciones de marihuana.

Finalmente, el 09 de julio, la intervención policial, tutelada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 en funciones de guardia, permitió la entrada en los seis pisos del total de once ocupados en el mismo inmueble. Hay que destacar la participación en las entradas de los operarios de la comercializadora eléctrica, hecho que permite constatar el delito de defraudación de fluido eléctrico.

Resultado de la entrada y cacheo se detuvo cuatro personas como presuntos autores de delitos contra la salud pública, en la suya vertiente de tráfico de sustancias estupefacientes, de defraudación de fluido eléctrico, entrada en vivienda ajena y uno de ellos por una orden pendiente de detención e ingreso a prisión.

Según una valoración de la plantación en el momento de la intervención policial, esta podría tener un valor en el mercado ilegal de 158.844 euros. En relación a la defraudación eléctrica, la compañía suministradora valora en un total de 46.781 euros, el consumo realizado de manera fraudulenta, además de asegurar que el estado de la red eléctrica tenía un peligro de incendio muy elevado, por la cantidad de carga eléctrica soportada y las deficiencias de la manipulación de la línea para poder conectar los pisos ocupados.

Los delitos considerados “menores” como la ocupación de inmuebles y la defraudación de fluido eléctrico, acontecen los pilares imprescindibles por este tipo de actividad delictiva (las plantaciones Indoor de marihuana), y como en este caso propician que los vecinos legales tengan que marchar de sus domicilios por el mobbing al que se ven sometidos.

A la citada finca, once de las quince viviendas habían sido ocupados por un mismo clan familiar, para poder utilizar muchos de los pisos para ubicar plantaciones de marihuana. Algunos de los antiguos inquilinos se vieron forzados a abandonar los suyos domicilies por las confrontaciones continuas y las presiones sometidas.

Los detenidos pasaron a disposición judicial y el juez instructor decretó su libertad con cargos, menos el que tenía pendiente el ingreso a prisión, a la que se dio cumplimiento.