14/08/2020

Viladecans lanza una campaña para la promoción del comercio local

.

Viladecans lanza una campaña para la promoción del comercio local

“Hagamos grande nuestro comercio” es el principal mensaje de la nueva campaña de promoción del comercio de proximidad que lanza el Ayuntamiento de Viladecans, con la colaboración de las asociaciones comerciales y gastronómicas de la ciudad.

La campaña tiene como objetivo recordar a la ciudadanía que en las tiendas de la ciudad hay de todo y que no es necesario salir de casa para acceder a toda clase de productos, de todos los precios y de todas las calidades.

La campaña también tiene el objetivo de pedir a la ciudadanía que, con sus compras, agradezcan al comercio viladecanense el esfuerzo hecho durante el periodo de confinamiento, ya que garantizaron el acceso a los productos, innovando y trabajando como servicio esencial durante los peores moment de la pandemia.

La campaña supone una inversión en comunicación de más de 60.000 euros.

UNA MEDIDA ESTRELLA DEL PLAN DE REACTIVACIÓN LOCAL

La situación económica derivada de la pandemia de la Covid-19 está siendo muy difícil para muchos sectores, pero especialmente para el comercio de proximidad. El Ayuntamiento de Viladecans, consciente de esta problemática, ha considerado prioritario darle apoyo, incluyendo su promoción en el Plan de Reactivación Local (PRL),la herramienta con la que el consistorio está instrumentalizando su respuesta a la crisis económica y social durante el ejercicio de 2020, y de la que forma parte esta campaña. 

Los elementos esenciales que han guiado la elaboración del PRL han sido, en la vertiente económica, establecer medidas adaptadas a las necesidades de los sectores afectados por la crisis, de acompañamiento a los comerciantes, autónomos, profesionales, pimes, empresas y trabajadores que faciliten el mantenimiento de su actividad.

El Ayuntamiento, a parte de las medidas fiscales, destinará cerca de 700.000 euros a la reactivación económica y la ocupación del municipio. De estos, 250.000 euros van dirigidos a  ayudas directas a empresas y personas autónomas.

UNA CAMPAÑA EN TRES FASES

La campaña de promoción del comercio local se desarrolla en tres fases y se difundirá en diversos soportes: anuncios, bánners en la web municipal, mensajes en redes sociales, opis, tótems, carteles, vallas, autobuses…. La primera fase, que comenzará ahora, pose el acento en los mensajes de proximidad, consumo local y agradecimiento a los comercios, y se desarrolla en un momento en el que, una vez superado el Estado de Alarma y el confinamiento y, pese a los rebrotes, los comercios y establecimientos de restauración han reiniciado nuevamente su actividad empresarial. La segunda fase coincidirá con la vuelta del verano y la Fiesta Mayor de la ciudad (8 de septiembre) y hablará de la moneda local Vilawatt como motivación para ir a comprar a los comercios de Viladecans de forma segura y cómoda. La tercera fase enlazará con la campaña de Navidad

AGRADECIMIENTO Y PROTAGONISMO PARA UN SECTOR ESENCIAL

La  colorida propuesta con que arranca esta primera fase de la campaña, informa en los formatos en linea de las nuevas estrategias que ha adoptado buena parte de este comercio para seguir funcionando durante la pandemia. Estrategias como la potenciación del servicio de pedidos online y por teléfono, desarrollada por necesidad en aquellos días en que para la ciudadanía no era conveniente hacer desplazamientos, pero que ha llegado para quedarse, atendidos los éxitos obtenidos. La ayuda ofrecida por el comercio local en aquellos días ayudó a mantener las despensas de las familias con todo el necesario.

Desde el inicio de la pandemia, más de un centenar de comercios de la ciudad, los mercados municipales y el mercado campesino ofrecen su servicio a través de pedido telefónico o telemática. Muchos establecimientos, después de recibir el pedido, la preparan para ser recogido sin colas ni aglomeraciones, reduciendo los tiempos presenciales de compra, y muchos de ellos, además, lo sirven a domicilio. Para facilitar el acceso de la ciudadanía a estos servicios, el Ayuntamiento creó el portal de Internet “De la Tienda a casa”, donde se puede encontrar un mapa interactivo con los establecimientos.

La campaña también trata de devolver al comercio local la solidaridad incansable que han mostrado hacia la ciudadanía protagonizando buena parte de las acciones de dinamización llevadas a cabo durante el confinamiento. Las tiendas y establecimientos de la ciudad se organizaron para llevar monas de Pasqua en casa, permitieron que se continuase con la tradición de regalar el libro y la rosa por Sant Jordi, y prepararon propuestas creativas para el Día de la Madre. Además, las muestras de afecto y detalles hacia colectivos cómo el personal y los pacientes sanitarios, residencias de ancianos, escuelas infantiles o cuerpos de seguridad han sido una constante en sus acciones.

LAS VENTAJAS DE UTILIZAR LA MONEDA VILAWATT

El principal eslogan, “Hagamos grande nuestro comercio”, de la campaña va acompañado por un segundo mensaje: “Y si pagas con la moneda local Vilawatt tú también ganas”. La moneda local Vilawatt es un instrumento que tiene que permitir dinamizar la economía del municipio y, de forma muy especial, fomentar el comercio local. La campaña incide en las ventajas que tiene el uso de esta moneda, pensada para convertir el ahorro energético de los usuarios y usuarias de la compañía en dinero para gastar en la ciudad  y que ahora se abre a toda la ciudadanía. 

Los principales beneficios que aporta la moneda Vilawatt que permite el pago en linea, a través de dispositivos móviles, adaptándose a la necesidad de distanciamiento social actual, que fomenta la colaboración publico-privada para dinamizar la economía local, y que permite tener indicadores y hacer seguimiento del volumen económico que se gasta en la ciudad y del desarrollo económico de los diferentes sectores en la ciudad.

En la actualidad, 60 comercios de todo Viladecans ya permiten el pago en Vilawatts por parte de las cerca de 500 familias de la compañía, y se espera que, a final de año, sean más de un centenar de comercios y unos 800 familias.