08/12/2022

Precintada la macrotienda de Torrons Vicens en las Ramblas de Barcelona

.


Este jueves la Guardia Urbana de Barcelona ha precintado la macrotienda que abrió la marca de turrones Vicens en la Rambla el pasado 12 de septiembre, según ha avanzado BETEVE. El establecimiento, de grandes dimensiones funcionaba sin licencia, según ha explicado el regidor del distrito, Jordi Rabassa. De hecho, Rabassa asegura que tampoco había pedido permiso de obras para adecuar el local. El regidor ha recordado que el Plan de usos de la Rambla no permite abrir más establecimientos con este tipo de actividad alimentaria.

Varios requerimientos sin respuesta


Jordi Rabassa ha detallado que, antes de la orden de precintar el local, el distrito había hecho varios requerimientos a los responsables del establecimiento para incumplir la normativa, sin respuesta. Ante esto, los responsables municipales han procedido al cierre. La Guardia Urbana ha precintado el negocio a primera hora de la mañana de este jueves y ha desalojado los clientes que en aquel momento estaban comprando, según BETEVÉ.

Regalamos 2000 euros para gastar en La Farga

El regidor también ha hecho un llamamiento al cumplimiento de la ley y ha lamentado que continúen apareciendo locales que no se ajustan a la normativa. Rabassa ha lamentado que diligencias como esta “saturan los servicios jurídicos y las inspecciones” del distrito de Ciutat Vella.

Torrons Vicens: “Jordi Rabassa miente”


Por su parte, Àngel Velasco, propietario de Torrons Vicens, ha explicado en una entrevista a betevé que “pidieron una licencia del negocio hace 10 días”, hecho que el Ayuntamiento niega. A pesar de esto, Velasco ha aceptado que el consistorio todavía no les ha otorgado la licencia. Por su parte, la propiedad tilda de “desproporcionado” el cierre del local, abierto desde el 12 de septiembre sin permiso, puesto que explica que “el protocolo habitual es abrir el negocio una vez se pide la licencia, para después hacer los cambios pertinentes si lo pide el Ayuntamiento”.

Velasco acusa el regidor de Ciutat Vella de mentir: “Todo lo que ha dicho Jordi Rabassa es mentira, porque el permiso de obras sí que lo teníamos”, a pesar de que el consistorio explica que hacía días que habían requerido en la tienda parar las obras. Además, Àngel Velasco acusa Rabassa de “querer cerrar los negocios de la Rambla”.

BETEVÉ