02/12/2022

L’Hospitalet: Octavi Montoliu Mosso d’Esquadra, se jubila tras 40 años de servicio

«Se es policía para toda la vida»

Este mes de enero, Octavi Montoliu, colgó su uniforme para siempre. Así puso fin a casi 40 años de servicio como Mosso d’Esquadra. Se jubila con 62 años, una decisión que ha tomado tras la aprobación de un decreto que concede a los Mossos la jubilación a partir de los 60 años cumpliendo una serie de requisitos, al igual que otros cuerpos de policía del estado.

Atrás quedan los recuerdos de aquellos inicios, cuando Octavi, que había vuelto de hacer la mili, y que estaba buscando trabajo, su pareja le comentó que se convocaban pruebas para acceder al cuerpo de Mossos d’Esquadra. El cuerpo de la policía de Catalunya, en aquellos años disponía de muy pocas competencias de orden público.

Y entró en la primera promoción de la Policía Catalana, en junio de 1983, «no me arrepiento en absoluto de haber tomado la decisión», resalta Octavi.

Regalamos 2000 euros para gastar en La Farga
Con sus compañeros en la primera promoción de Mossos del 1983

A partir de entonces se atavió con un uniforme de color azul, y se fue a su primer destino al Hospital de la Vall d’Hebrón, donde realizaba la custodia y el traslado de órganos, que recogían en el aeropuerto del Prat, y que ayudaban a salvar muchas vidas. Había que actuar deprisa, tan deprisa como para que el órgano pudiera estar a disposición de los médicos, lo antes posible, el tiempo es oro en estas actuaciones. Un día de noche, realizó el desplazamiento entre el hospital y el Prat en solo 11 minutos.

Después hubo más destinos: en el Parlament, en el Palau de la Generalitat, TV3, y en la recién inaugurada prisión de «Quatre Camins».

En la Comisaría de L’Hospitalet

Fue también uno de los primeros en incorporarse al grupo de policías que trabajan en el subsuelo, y participando en una actuación se cayó al vacío, en un refugio antiaéreo de la Guerra Civil en la plaza de Tetuán de Barcelona.

Y a partir del 2011, se incorpora a la Comisaría de L’Hospitalet, la ciudad que lo acogió en los años ochenta cuando se casó y donde vive. En este destino como caporal, ha formado parte del grupo de proximidad, relacionándose con la ciudadanía, y captando las inquietudes a nivel de calle. En los ´ultimos años de ejercicio ha realizado trabajos de apoyo a la Jefatura de la Comisaría, gestionando los efectivos, y toda la infraestructura necesaria para que pueda funcionar.

Si pudiera elegir, «volvería a ejercer otra vez de policía con toda seguridad», recalca Octavi, y añade «justo al entrar me enamoré del trabajo, es un lugar, la policía, donde siempre encuentras tu camino, un camino también vinculado a tu manera de ser y hacer»

Parlament de Catalunya años 80
En el grupo de subsuelo del cuerpo