30/06/2022

L’Hospitalet: Mossos y Guardia Urbana desmantelan otro «narcopiso»

Ya había sido desmantelado en el mes de julio

Agentes de los Mossos d’Esquadra de la comisaría de L’Hospitalet de Llobregat, junto con efectivos de Guardia Urbana de l’Hospitalet de Llobregat desarticularon el pasado martes 2 de marzo un punto de venta y consumo de cocaína en un domicilio ocupado del barrio de Collblanc-Torrassa de esta ciudad y detuvieron tres hombres como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y denunciaron una mujer por su presunto implicación.

La investigación se inició a finales del año 2021, cuando los agentes tuvieron conocimiento que en un domicilio del barrio Collblanc-Torrassa había una afluencia constante de personas consumidoras de estupefacientes y que se podía estar traficando a su interior con estas sustancias.

YA HABÍA SIDO DESMANTELADO EN EL MES DE JULIO

Los agentes establecieron varios dispositivos para contrastar las informaciones y pudieron comprobar que se trataba de una vivienda donde ya se había desmantelado un punto de tráfico de cocaína adulterada durante una macro-operación contra el tráfico de drogas, que los mismos agentes habían llevado a cabo durante el mes de julio de 2021.

Los investigadores comprobaron que nuevamente algunas personas estaban suministrando dosis de cocaína muy adulterada y altamente perjudicial para la salud a personas con adicciones a los estupefacientes. A la vista de las nuevas informaciones los agentes realizaron varias gestiones para conocer las circunstancias de la reactivación y detectaron que la vivienda había sido ocupado y que algunos sospechosos recibían a los consumidores de estupefacientes en el interior y utilizaban barras metálicas de grandes dimensiones para bloquear la puerta y así impedir una posible intervención policial.

Durante la investigación los agentes también descubrieron que los sospechosos retenían efectos personales de los consumidores, tales como teléfonos móviles, documentación y objetos de valor, como prenda y poder garantizar el pago de las dosis en caso de que estos no dispusieran de dinero en efectivo.

Una vez obtenidos los indicios necesarios, los agentes efectuaron entradas y registros el martes 2 de marzo en el domicilio que funcionaba como punto de venta de estupefacientes y también en el domicilio de uno de los principales sospechosos. Los agentes detuvieron tres de los hombres que presuntamente suministraban la droga a los consumidores y denunciaron una mujer, que era la ocupante de la vivienda y facilitaba los espacios a los investigados.

EL JUEZ LOS DEJA LIBRES

Durante la investigación los agentes van decomisaron dosis de cocaína y recuperaron varios objetos y documentaciones personales propiedad de diferentes consumidores y que habían sido retenidos por los detenidos, las cuales fueron reintegradas a sus legítimos propietarios, una vez comprobado que no tenían un origen ilícito.

Los tres detenidos, que ya habían sido arrestado durante la macro-operación en el mes de julio por presunto tráfico de cocaína y pertenencia a organización criminal, fueron puestos a disposición judicial y fue decretada su libertad con cargos.