15/08/2022

Las tentativas de suicidio en menores crecen un 27% durante el 2020 en Catalunya

.

Suicidios

Imagen de archivo

Según ha recogido la cadena de televisión Betevé, los episodios de conducta suicida han aumentado un 27,1% entre niños y adolescentes, Según datos del programa Código Riesgo Suicidio (CRS) de Catalunya, durante 2020.

Los expertos apuntan que con la pandemia han aparecido más factores de vulnerabilidad emocional y de estrés que pueden afectar este tipo de conductas. De hecho, un ejemplo de esto es que las llamadas al Teléfono de la Esperanza se han disparado un 77%.

El director del Plan de Salud Mental y Adicciones, Jordi Blanch, ha explicado a la cadena Betevé, que estos datos no implican necesariamente una voluntad real de suicidio, sino que en algunos casos las conductas autolesivas son un síntoma de sufrimiento emocional.

La época del año en que se han concentrado más casos ha coincidido con el inicio del curso escolar, cuando los jóvenes han sufrido más estrés emocional.

Desde el Hospital de Sant Pau, comentan que han detectado más personas con “desesperanza y dificultades para ver la luz en un futuro próximo”.

«Hay más factores de vulnerabilidad emocional que en los próximos meses pueden incrementar la probabilidad de que haya tentativas de suicidio.”, según Thaïs Tiana, psicóloga adjunta del programa de Prevención al Suicidio del Hospital de Sant Pau.


En este sentido, Tiana insiste que estas tentativas son “un riesgo para acabar consumando el suicidio”. En Catalunya, la tasa de suicidios es de 6,05 por cada 100.000 habitantes, según el Análisis de la Mortalidad en Cataluña del 2018.

El doctor Josep Antoni Ramos-Quiroga, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital valle de Hebrón, explica que el 90% de los suicidios son de personas con una depresión grave.


La pandemia también ha contribuido a un empeoramiento de los pacientes que ya tenían trastornos previos. Un ejemplo es el de niños que tenían trastornos de neurodesarrollo o de déficit de atención, a quien las clases telemáticas ha perjudicado mucho.

También personas con depresión o ansiedad que han tendido a recaer. Ramos-Quiroga hace un llamamiento a romper el tabúes y que cualquier persona que no esté “fuerte emocionalmente” pida ayuda.

«Hace falta que la gente rompa el tópico; tener depresión, ansiedad extrema o estrés puesto-traumático no quiere decir que seas débil, quiere decir que tienes un trastorno que se puede abordar.”


Josep Antoni Ramos-Quiroga, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital valle de Hebrón. De hecho se calcula que entre el 20 y 25% de la población tendrá algún trastorno mental a lo largo de su vida.

Editado por Betevé