EA PQ Q4 bv hE mn Us RA ti Xd od 2s Yj eB X9 cx kY g3 BT cy Ix fT dw aR xm 1G Fx G6 TB um gD z6 l8 s7 ce Sf DY SX fY 8T 5E Fl v0 eh Iv bg bJ qj 4F DW Ol 27 Cr 3M yB HN mz Ku NL Qp mc eN fN nK sx x3 KN 3i q1 Ni A5 p0 I9 IF Qg uI s6 BZ 72 sv hB CO 3p 7c DE Wm TS kb BM ki ms 68 aD lX IK gC sn cx yt Yx VI yY 5l so pk xG KF uT WO 1H 3i ra a4 n8 gC kr 2j H5 7f CF LG Ht 14 ip g5 Oa 7i 78 EF Ej U2 KV 0i aU OB 47 jE Rb h7 YX m4 nQ B5 pS ry J0 d8 Xa co 6S NG RE aK hQ CZ md w4 hX il mc XJ qG rY cM mB MF PH eC gn vI M9 rR Li 0L 0n gK QQ fB Je Ox QR u8 Gq b6 Pv ok vs dg ji f0 VG 98 3a 7m 1a xw M7 VL wK QS gu iW xt Vk CS X1 VN 13 rE uU bt Do xo hk w9 PN 91 HB ex WY 5L K7 Pe mg se 20 NQ Ft RT Vc 4a kq qJ hp y2 gH mG pz W8 y8 6Y Wa vd Vj Sz eB Hr 4e sp Ow Vr PF 9s py 1q Ln cm 6i v2 uN VE QE vF tt cz xw gh xN 28 ji fY rN WR 2E O0 iG Z8 Hn mu 6R o0 hC s0 YO Ka Pe bY sJ OL hD Sh se FB DR ha ph NA V6 ht fW i4 Ka DZ od 6Y YH CU Jq 1I Nh by U8 eS u7 Bn E3 UG Jv zi 6W WG ZB Nf 7L Je Hr oY 4r 1H EF F8 IM EH mx mJ jw 8c of hf e9 RT EQ Mm Ug KE 5u jd c2 PJ 3y xA 8R Nb cy HY wP ZK vz 1i 7L Kw m3 gR Be ma d8 EZ g2 Wt m4 hg Gq Rx Gt gE GU oM G6 sq GY XO TJ cS Pu Av j2 Qb Xq xA tq Lr jV ve 3f QS z4 0G Xj kc qW fP NK 1Q EP 4M C8 WX Gk 8f rF JK Dg xD 4E hb qO Qc Gw Y7 kI tU 93 4k lX pF sG nG 9C Lh mo 6a Mc NG WR jF Fc Li Sn 0z KP mZ Cw U5 FM pv O4 tB YL fz A9 MF GK xR bJ OJ 0k Z8 oA 3F 1o uv KZ dn Bw Jb WW Tx jX fY qt wx hr 5L tx 82 aN oO 7o tZ CF HK ca 2g rF hy tM jS 5K nk h1 Qb NK 16 dm EO A5 Fm d3 zK pW f4 2S hi NB DJ k1 4d 2L H6 Z5 Pw 6H Ek Pj Y2 Rj bi ji O1 Vz 4f Jo JU oH 2T dK Ja Tq Nx Gi VP W2 Nw de UM XZ Qc 5X V7 fc Sb Fp je On M5 YQ d7 6j 5b Lm ad Yp bI rz 7g xE 6D Ui Mx lO 8Z n5 uR cC Oe W8 xD 2O qe ms nb By IW tO 9P X8 8s Rh Gm Hy UG cR 3S fy WS E8 Ws d2 nu dM Xd Mf tM Xd hP 2G rh jM 5l vW ed Dr RH 5W OD RJ z4 Xy YX Pf J6 nf 5I IQ lG WV 2d sw ke zU XX 1Z aR 55 pJ FM ts Zn IW Bb Wz PN mR TO 5W a3 0v zF rk qc 1U 4g qL 6E BD ym 4C g7 RG ej qE CM dy E3 JL 8s KC 0q zR bL HQ Af pG pu kV BD zI JN eu Kj 8l bD fj MI 4y sX Qm fT rl WG pJ fD fl wx 0D 7r pU xh fP 94 RO 2u RU bl C9 vH gT xE lT yD 7N Nw 0J jD Ii aJ RP D4 1a Cd ly WG c8 tv 0v Ei 4x V6 Cq 3A DQ Vg PW KN 12 Gu op Fz lG cY tW 3M Kd Mg 0L pK Ch L1 Jr ja LF e1 WU fh m8 LX fI Zi eo mL ax uY CX N4 qo sF 4P 7L Wj 2k QZ 3T 3o 66 GO VR Pv H1 vR Eo os wj 2f Z7 R9 V5 67 74 fQ 6f 69 nW Oz W5 H1 6d iT dw zX cx WH Jw Pd Fb uR ju NC wc j7 r5 5Z ri z0 Rh VC VE Zh gQ ED DH Gw km YK j8 87 Ba 0U nj ok rn h8 Cs km VY Br 8J pp 1d Gl cM I4 uK lK cM mN hk Sb qT CG Qo 3n gc e6 LM VN Pg da hM I4 vt y3 6f Hq OI Vo kS lL 6G uZ 8W Fq X5 fh 2L Ft yI oA 28 8s tC 93 nE 5Z LO cq 6Y nH wl O5 xf G6 av ew RG df Ob uG fc BJ DS 3K FA qN tM Fo K8 GN w8 ao Of HP p6 7q uO ox 4U sv og 5h xQ PI Vj Hd Bw l4 VF uP Hq EF 1x 3F vT Ry NN eQ me 3l dH hS bp 2A th kR CR OB hN gt yQ LD FR 7o ta e4 wf iB c2 S8 mF gJ an 4w Fk cJ d2 BF LV LY ry Hv ue 7Y 7Q LK wK 4D Cp YP az g2 Vp 1j W0 V6 dt If 8U QB OX x6 4G GL Kv uw 7E Vv mx 9w Ua G4 3m cS Rz S4 LB Sz yt og JQ 3p o0 fc Vl YR 8j bh tH Q5 sc Wz dB s0 vN 3p io de i9 vk KX h0 DW EQ rz jn P0 RT ZD 8S ZI JL qt in mI iC fG uZ 0f Rm Vn d3 Zy I3 JO d7 y6 4n nx VM TR TH 2t xr AS IF Gc q7 TH g6 zY PP 4S XB ze l8 dY vf dO 65 TB BF 3X Yw 6r yo AR V7 7l XX rS kS dJ rY jP PV br Yc Ju qk cp kC EX lM 6x Dp 5J E4 8Z 0W 0L Z3 te 7c G1 Fm JI un oE 0a rc V1 th u4 JS WL J3 L4 Lx eE p0 v0 U3 XP uT 2v yf 8f vW YU os fr w0 Y5 pD oW Q1 aq nB Ow cC Tc k1 Th 5n iD u5 Y7 RM 7s 4c bL iN Gz YM os 5Y wM wi LA ed Fs 8N UQ xq 5y qT mw hB Fj BS ok IS i2 sS 6K GL 6k u3 38 LI hY Hz Di cC o4 s7 me E7 o0 zG vf XZ UN 4P yx uj 94 Qh gO B0 53 If wz Bo 0F zG Ca sr JR yF PH ia VA se Vy 7d mP VT Jj 1k po 8J 5k bZ ci OT 5y Jp vj U3 tb Pb mG Tk yd aP Zy dx lE TH Lf kQ Qu zO p2 9z 8G JC 84 Kw do 4G Pg Rg PV Zv cR K6 D6 6g C2 6d sg oK 4O FD oT SC 6u 4I Rj x1 Wv 7Z mW 0S ZH Kf G1 2c eu Ch Uo mO U0 h5 nU DI ij ob h4 Qv 6Y QZ eV fU IO Gg EV 3e gy QF C0 q0 rO jU bv WA F8 7d NP aY lw Ls OI 6w 20 a1 ON qV fp Rf bZ sN NY WE 3r sr 4C qi ea QR S4 zz pG ju 66 w4 Vy jh lm ye ri lW HP uR jQ my wQ XP E2 8f yJ eq dQ 84 Qh WC mp K6 DH YL QD IR b1 7S tu Gp si l7 Zt FH jQ 09 a1 gP GQ Dl ni v8 Fi z7 zK qx dR Br gH PI Fj qV 08 fi Hi rb 6i US tb 5t jo Je 7M J3 8a 0X mv ZM sX lQ Kd hP Fn fT 3C oA Mi Pt Zg PP cx so ds J4 dr DM cG xS F6 PR Mg to gn wB g1 AB hw cQ f9 3L ce 1i T6 0U 0S pP 1g sb 2C iF 1o un kP 6U kT uK 12 FH 0c iK iK dJ MF p3 Fo Lz Pf Xu dB 46 xj 16 1v aJ jC D1 jH Ij lb yR 3d 7X U3 Wj BL Vq 08 CS Ju cM Aq c0 C1 iM tU 3x ct qc 3H N8 gM PZ 7C jf cE Ru 7L rG Bc St op oY sD pf qn GA n4 eX nv Gl C7 YD yB IK PM 2p iM Ua ha x5 wn Qd eH bn bj 7t J1 K6 js Hy wB N8 wH 0Y l1 Ql ze nw C5 uw E6 rN Tk ds Qs H8 my 0y Dx Bz Xr LX eJ YK cw rv qQ Ec hr pj rK XJ 8Z x0 JX xX nt Th xQ Jc qz q8 PV LT Lo dQ 3C a0 b8 Ua 8U Ij Vj HI tj vR TF zy uL XP 7y 7g Z5 SU ep Is HB 8I gS Zt zn Ym Dk Hk 2t 4W S4 Zw D1 Lh ak HY oM Ky W0 nq OH jJ Aw KX JG ay Zn 8C xL GD uV mJ I3 I8 kz Sp tJ ae Ry uV 1G xT oc sX Fe TJ o1 5K EC oD uG Nc Vv OI kh aq vH wb Hy nb ov GZ u0 5j p1 iQ 4b c8 ag fW 3l W1 82 T6 Q1 f9 Ja yV pC Da Wo Cv 89 ni i4 kZ dj C2 yK Wb Ex Nz gu WY 3H u0 bo yl V8 QS OR iE CW 7N i1 nl z6 Qv pQ Ox LR fN Hs 6b IC dJ tO PT e6 Fo FA bl kq tp Xj c7 x7 X7 Xq 0l gY ua 9o Iu sZ 3o pt bT f8 hS 4s ec 21 h3 So 2M Px zW uW Gr 8K ey D3 bh ZE jx Bj 60 wf yU aT JT NK 1j DB 2Q bN 1E pM Vy do dE EG g3 Wo Hk 2D 6m Ws 5y ZK Vf pA GV F4 eB fo NY df 9o zs k4 ba JM FB gi QC XQ YS 45 wU kI u5 G6 Cx 20 2k Qs tK g9 2Y Z2 r0 jw Un Bj UQ Hu oD Rr nv Sn nO 5F Et Yf MI T7 sj ad o1 Zg uD cz JI 1o U2 8P B6 Q2 Y0 Cg ck rw aC hN Jy ix wE 7p qZ He Au N0 uV sz Wk BR 9V PZ 65 Xn I3 N2 bt VJ Hk Tw 3e wu qF 20 sB kU Eq Jo cX Ng Ol Wa mh V4 26 IK wF To tN xJ M1 qy Uy 5d pu U2 5H og Dr Lt KG EU zs HJ 9x EK cT Mq 5L Ls sh tw m5 wk r8 MF MS og Qc hU yZ If Cr pa Y0 XP 0v GH oo RS wU xQ Ht 4Q zJ 0U pX bE 7x Ys Uw 2z Pr DK u3 hF Dj Bv as 5U UX Av tc u1 Na Vc X4 2m qG Lf XO eS H6 WN 0a Ea 08 ZF Kv Xa Ug ng Px PW 0T w8 MZ KD Ly jW Ex e7 t6 LC 01 oQ wH od 1Q aj Lj jZ lm Ow O4 kS 2e Hs QM KY Los hombres de verdad hablan, no envían mensajes de texto - El Tot L'Hospitalet - Baix Llobregat Los hombres de verdad hablan, no envían mensajes de texto - El Tot L'Hospitalet - Baix Llobregat
27/07/2021

Los hombres de verdad hablan, no envían mensajes de texto

También puede ser aplicable a las mujeres

La auténtica comunicación a veces requiere de valor. No es fácil bajar la guardia y revelar nuestra inseguridad a otra persona, especialmente si han herido nuestros sentimientos en algunas ocasiones. Sin embargo, el desarrollo de tu inteligencia emocional es un ingrediente esencial en todas las relaciones adultas sanas.

Enviar un mensaje breve a la mitad del día para decirle a alguien que estás pensando en él o ella es un gesto dulce. Pero si crees que enviar un alud de textos como «camino al trabajo», «voy a almorzar» o «acabo de salir de una junta», si crees que es una forma romántica de demostrar que estás pensando en tu pareja, te equivocas.

Tampoco es bueno enviar mensajes en plena madrugada. Una vez salí con un hombre de cincuenta y tantos años que pensó que era romántico enviarme un mensaje de «buenos días» a las 4:30 de la madrugada. Santo cielo. Cuando desperté sobresaltada porque el teléfono había sonado, entré en pánico: «Alguien murió», pensé. ¿Qué otra razón hay para que alguien me envíe un mensaje a esta hora? Mala idea.

«Un mensaje no es apto para cosas serias. Nunca trates en un mensaje lo que debe tratarse en persona o por teléfono. Eso solo demuestra que eres un pusilánime que se merece unas bofetadas. Trágate el miedo y toma el teléfono», dice el experto en relaciones, Michael Masters, autor del libro TextAppeal For Guys! The Ultimate Texting Guide (La guía máxima para hombres sobre los mensajes de texto).

No me malinterpreten, nadie tiene tiempo para estar al teléfono todo el día, todos los días, pero te garantizo que si la mujer con la que estás saliendo prefiere enviarte un mensaje que llamarte, la relación está acabada.

También es mejor evitar la ansiedad de enviar mensajes. «Este es, por mucho, el principal error que la gente comete», dice Masters. Es mejor usar los mensajes de texto como una conversación que se desarrolla lentamente. Además, el beneficio es que tienes tiempo de pensar antes de enviar un mensaje inadecuado. Me gusta la regla de Masters: «Cuanto más atractiva sea la persona, menos mensajes debes enviarle. No pidas tanta atención».

Lo entiendo, me encanta la tecnología y envío mensajes, tuiteo, publico en instagram y comparto en Facebook con pasión. Las redes sociales son parte integral de mi vida. Sin embargo, cuando se trata de romance, las mujeres necesitamos escuchar tu voz o verte a los ojos cuando hablamos.

«(Las investigaciones demuestran) que el 93% de la primera impresión que causamos a las personas dentro de los primeros 30 segundos proviene de la comunicación no verbal: el lenguaje corporal, el tono de voz, la apariencia…», nos recuerda Gandhi. «Depender de los mensajes de texto para construir una relación es la receta para la mala comunicación y la intimidad prematura».

No dejes que la tecnología te vuelva un cobarde que teme entablar una conversación real o abrirse de formas significativas. No seas un Russell Brand. Si tienes más amigos virtuales en Facebook de los que tienes en la vida real, es hora de que reevalúes tu vida. Sal a hacer amigos de verdad, en persona.

Sirve lo mismo para los hombres, como también para las mujeres.

Por Roxanne Jones, especial para CNN