01/07/2020

Un cocodrilo en Valladolid: un reptil huidizo que puede resultar peligroso

Podría medir 1,5 metros. Los restos de un pez devorado por él, permiten hallar su nido

coco exportat
Imagen EFE-EL NORTE DE CASTILLA

La búsqueda del cocodrilo que fue avistado en Pesqueruela en Valladolid, el viernes pasado ha permitido hallar un nido y huellas que serían compatibles con el reptil.

Los investigadores que buscan al animal detectaron un pez que podría haber sido devorado por el cocodrilo en un lugar que podría ser usado por este a modo de nido, según relata el rotativo El Norte de Castilla

Un biólogo identificó este domingo huellas junto al río que pueden corresponder a las de un cocodrilo del Nilo, una especie considerada peligrosa, pero también asustadiza, según fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Los expertos pretenden rastrear la zona con precaución, al parecer el cocodrilo mide al menos un metro y medio, para evitar que el animal se desplace fuera del área de unos cinco kilómetros en la que se considera que se mantendrá, si no es molestado, para facilitar su captura.

Un Grupo de expertos de una asociación que colabora con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico se ha sumado este lunes a la búsqueda del cocodrilo avistado en Simancas (Valladolid) durante el fin de semana, han informado fuentes de la Guardia Civil.

A primera hora de la mañana se han reanudado loa tareas para encontrar al reptil, que también tratan de localizar agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) del Instituto Armado, la Policía Local de Simancas y miembros del Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) de la Guardia Civil, han explicado a Efe fuentes de la Policía Municipal.

Ante la situación generada por el avistamiento del cocodrilo, los alcaldes de las poblaciones vallisoletanas de Tordesillas, San Miguel del Pino y Villamarciel emitieron ayer sendos bandos municipales para alertar a la población de la posible presencia del cocodrilo a las orillas del río.

”Peligro por la existencia de un cocodrilo en la ribera del río Duero” se puede leer en el bando del alcalde de la entidad local menor de Villamarciel, Francisco Luengo.

Avisa además el bando de que el animal, que puede haberse escapado de alguna vivienda cercana al río donde lo tuvieran como mascota, “podría resultar muy peligroso” para las personas, por lo que se ruega a la población que, hasta su captura, se extreme la precaución y no se acerquen al río, especialmente pescadores y piragüistas.