08/08/2022

«La llúdriga» reaparece en el tramo final del rio Llobregat, entre L’Hospitalet, Cornellà y el Prat

Su aparición es sinónimo de salud y calidad ambiental del río Llobregat,

«La llúdriga», (nutria), ha vuelto a hacer acto de presencia en el tramo bajo del río Llobregat. La AMB ha captado imágenes nocturnas de este mamífero durante los trabajos de análisis de conectividad ecológica que está haciendo en el valle bajo del río Llobregat, dentro de las competencias de recuperación socioambiental y gestión de los espacios fluviales.

La última vez que la AMB encontró rastros de este mamífero fue aguas arriba, en febrero del 2020, en la zona de Catellbisbal. El hecho que este año se haya visualizado kilómetros más abajo demuestra que el río Llobregat tiene una buena conectividad ecológica, es decir, es un verdadero corredor que utilizan las especies para moverse en un territorio muy fragmentado por diferentes infraestructuras (AP-7, A-2, red ferroviaria…).

La aparición de las nutrias es sinónimo de salud y calidad ambiental del río Llobregat, hecho que constata que la estrategia de recuperación y transformación del río Llobregat es una pieza clave de la infraestructura verde metropolitana, donde las especies de flora y fauna tienen un papel protagonista y donde la conservación es compatible con el uso social del río.

Hábitats y evolución de la nutria

Estos mamíferos carnívoros son semiaquàtics y habitan ríos, lagos, lagunas y humedales con buena calidad del agua. Por este motivo, la nutria se considera un bioindicador del estado de los sistemas fluviales.

El 1973 se constató el peligro de extinción de esta especie de mustélido y fue protegida en todo el Estado Español. Está clasificada como especie de interés especial en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (Real Decreto 439/90) y en Catalunya es una especie protegida dentro de la categoría A (Ley 3/1988). Desde el 2002, Catalunya dispone del Plan de conservación de la nutria con el objetivo de favorecer la supervivencia. Actualmente, este mamífero es muy abundante en el río Segre, la Noguera Pallaresa y la Noguera Ribagorzana, a la vez que también hay importantes poblaciones en la Muga, el Fluvià y el Ter. En el nuevo Catálogo de especies amenazadas de Catalunya (pendiente de aprobación), ya no figura como amenazada, pero continuará siendo una especie protegida.

Según el informe del Estado de la natura en Catalunya del año 2020, llevado a cabo por el Observatorio del patrimonio natural y la biodiversidad, la reintroducción de ejemplares de nutria del 1995 al 2001 en el nordeste de Girona, contribuyó a recuperar la especie en buena parte de las cuencas, especialmente de Girona y Barcelona.

A lo largo de los últimos años, la nutria ha conquistado la metrópolis de Barcelona y se ha podido ver en diferentes puntos del río Besòs y el río Llobregat. La AMB constata, pues, la continua presencia de la nutria en el territorio y una mayor movilidad de estos mamíferos.