28/06/2022

El Hospital de Bellvitge se refuerza como referencia en cirugía robótica con un tercer robot Da Vinci

.

El Hospital Universitario de Bellvitge (HUB) podrá seguir creciendo en actividad robótica, gracias a la suma de un tercer robot Da Vinci a los dos de los que ya dispone, desde que en 2009 el hospital inició su programa de cirugía robótica con el primer robot de la sanidad pública de Catalunya. Esta tecnología de última generación permite una cirugía de máxima precisión con intervenciones quirúrgicas mínimamente invasivas, que conllevan menos dolores y complicaciones para el paciente, reducen la estancia media post-operatoria e incrementan la seguridad del paciente.

En los dos quirófanos robóticos actuales, el HUB realiza aproximadamente cada año unas 450 intervenciones robóticas de los servicios de Urología, Ginecología, Cirugía Torácica, Cirugía General y Otorrinolaringología. La incorporación del tercer robot permitirá llegar hasta las 700 intervenciones en los próximos años en estas cinco especialidades, en varias de las cuales el HUB es el centro que realiza un mayor número en toda Cataluña y en España.

Tres nuevos programas quirúrgicos robóticos se incorporarán al catálogo del Hospital de Bellvitge -cirugía hepática, cirugía biliopancreática y cirugía bariátrica-, para potenciar el área de Cirugía General y Digestiva, a raíz de la evidencia científica sobre un mayor beneficio para los pacientes gracias a los procedimientos asistidos por robot.

El HUB también incrementará su actividad robótica en Cirugía Torácica, Ginecológica y Otorrinolaringología, especializaciones en las que las indicaciones de la robótica siguen en aumento.

Todo listo para las nuevas indicaciones de la robótica

Los dos únicos centros hospitalarios del conjunto del Estado que cuentan a día de hoy con tres robots Da Vinci se encuentran en Cataluña: son el Hospital Universitario de Bellvitge y Vall d’Hebron.

El robot Da Vinci, la última tecnología existente en el mercado, permite ofrecer la mejor asistencia a los pacientes y, al mismo tiempo, captar y retener el talento de los especialistas.

A día de hoy, el sistema robótico Da Vinci es la plataforma más innovadora para la cirugía mínimamente invasiva. El cirujano no opera directamente sobre el paciente, sino que lo hace sentado en una consola desde la que usa virtualmente unas pinzas, trabajando con lentes de hasta 15 aumentos, con una visión tridimensional de alta calidad y una gran precisión. El sistema traduce los movimientos del profesional en impulsos que se transmiten en brazos robóticos, lo que posibilita llegar a zonas de difícil acceso.

Gracias al robot Da Vinci, se elimina el temblor fisiológico o los movimientos involuntarios del cirujano, así como el cansancio postural después de largas horas de intervención.

Esto repercute directamente en el paciente, ya que el tamaño de las incisiones se reduce, lo que deriva en un período postoperatorio más corto. También hay menos sangrado, menos dolor, menos posibilidades de complicaciones y, en definitiva, una mayor incorporación a la vida diaria. El coste-efectividad es alto, ya que estas ventajas se traducen en una mejor gestión del uso de las instalaciones y los recursos del hospital.

Más de una década de hitos en robótica en el HUB

El primer quirófano robotizado en el HUB se puso en marcha en 2009, con el apoyo del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL). Con la incorporación del primer Da Vinci, el Hospital de Bellvitge se convirtió en uno de los hospitales pioneros en intervenciones quirúrgicas robotizadas en España.

Este primer quirófano robotizado se renovó en 2016 con un nuevo Da Vinci de última generación. En 2019, el HUB adquirió un segundo robot, lo que le permitió duplicar el número de intervenciones robóticas.

El programa de cirugía robótica se inició en el HUB en 2009 con una prostatectomía radical (extirpación de la próstata). Desde entonces, la experiencia acumulada durante estos años en Urología, Ginecología, Cirugía Torácica, Cirugía General y Otorrinolaringología ha contribuido a que el HUB haya podido apoyar a otros