28/05/2020

El Corte Inglés tomará la temperatura a clientes y personal cuando reabra sus tiendas

Controlará el aforo de los centros y contará con medidas especiales para los probadores y la devolución de artículos

hiper
Imagen de El Corte Ingles de Cornellà

Según informa EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, EUROPA PRESS, en su edición de este lunes, la cadena de almacenes de El Corte Inglés, ya está preparando la reapertura de sus centros. Entre otras medidas tomará la temperatura a clientes y trabajadores, según figura en el plan de contingencia que ha diseñado la compañía cara a la apertura de sus tiendas en la desescalada por la crisis del coronavirus.

En concreto, esta es una de las medidas que figuran en la hoja de ruta del gigante de la distribución española y que ha comunicado este lunes a los sindicatos de la compañía, según informa la central Fasga.

En el plan destaca que, en “función de la disponibilidad”, se realizarán test rápidos de anticuerpos para el personal que esté o se vaya a incorporar, priorizando a los trabajadores que se reincorporan después de haber sido un caso confirmado, probable o posible.

En la apertura de las tiendas, se mantendrán las medidas actuales de protección con la distancia de seguridad de dos metros para evitar contactos, así como el lavado de manos con jabón o gel desinfectante.

Los trabajadores llevarán obligatoriamente mascarillas en las actividades en las que haya un contacto estrecho con el cliente. Se proporcionará a los empleados mascarillas FFP2 y bata desechable o lavable. También será obligatorio el uso de guantes y pantalla facial, cuando no sea posible el distanciamiento.

Por otro lado, se reforzará el control del aforo de sus centros, así como la señalización de seguridad. Además, contará con medidas especiales para los probadores y la devolución de artículos.

Por otro lado, se eliminará la chaqueta en la uniforme masculino, así como se incorporará una vestimenta informal para el personal que no esté de cara al público. Además, para evitar aglomeraciones en las zonas comunes se van a distribuir los tiempos de descanso, recomendando las jornadas continuadas y se flexibilizarán las horas de entrada y salida de los trabajadores.

El grupo tiene previsto reforzar sus protocolos de desinfección diaria cuando los centros estén cerrados para garantizar la seguridad de trabajadores y clientes.