02/07/2020

Los contagios han subido en Catalunya desde la primera semana de junio

La Universitat de Barcelona ha detectado un incremento del virus en los análisis del agua en las depuradoras del Prat y del Besòs.
Salut confirma siete brotes de coronavirus en la región sanitaria de Lleida.

RTVE

La Generalitat ha confirmado siete brotes activos de coronavirus en la región sanitaria de Lleida, que suman un centenar de positivos de covid-19.

La Conselleria de Salut los ha detectado en tres empresas del sector de la fruta del Segrià y en una compañía agroalimentaria de la Segarra. Además, también hay un brote en una residencia, que no es de personas mayores, de Lleida, que se suma a la de la residencia de ancianos Castrillon de Lleida, que en este caso parece controlado. También se está haciendo un seguimiento de un brote en una comunidad de vecinos en la misma capital, Lleida.

El noveno brote detectado en las últimas horas ha sido en la empresa Matadero Frigorífico Avinyó, donde han diagnosticado de momento cuatro casos positivos de coronavirus, y que, según fuentes de la empresa, habría tenido su origen en una fiesta celebrada en Manresa.

En resumen el número de casos de Covid diagnosticados en Catalunya está en aumento desde la segunda semana de junio, según se desprende de los informes diarios de la evolución de la epidemia  que publica el ministerio de Sanidad.

Dado que suelen pasar entre 7 y 10 días entre el contagio y el diagnóstico de un nuevo caso, esto implica que la circulación del virus llegó a su nivel mínimo alrededor del último fin de semana de mayo y ha vuelto a aumentar desde entonces.

Estas fechas coinciden con el fin de las restricciones de movilidad entre Barcelona y el área metropolitana a partir del lunes 1 de junio y con el paso a la fase 2 de la desescalada de la Catalunya Central, Girona y el Alt Penedès.

Los análisis de aguas residuales que realiza la Universitat de Barcelona (UB) también han detectado que la circulación del virus en el área metropolitana de Barcelona se ha incrementado desde la primera semana de junio.

Estos análisis, realizados con muestras de las depuradoras del Prat y del Besòs, buscan si hay material genético del virus en las aguas residuales.