08/12/2022

Covid-Catalunya: Hay el triple de ingresados y muertos ahora que hace un año

Expertos exigen restricciones y medidas para proteger a la población, y acusan a los políticos de ser poco responsables

91187916_2935270253217533_7864638907764178944_o

Imagen de archivo del Hospital Moisès Broggi, en el momento más álgido de la crisis sanitaria

El investigador de la Universidad de Leicester y de la UOC Salvador Macip ha alertado que hay el triple de contagios y de muertes por covid en Catalunya que ahora hace un año y, en cambio, no se está aplicando ninguna medida, ni restricciones para proteger a la población, según ha recogido BETEVÉ.

Macip compara las cifras del 17 de junio con las del 16 de junio del 2021. Según estos datos, actualmente hay más del triple de ingresos hospitalarios (1.557) que en el año anterior (476), y también más del triple de defunciones (73) que el 2021 (21).

Macip también compara la situación epidemiológica con la ausencia actual de medidas. Así recuerda que en la actual “normalidad postpandémica” la mascarilla no es obligatoria, se celebran festivales sin restricciones y se “convive con el virus”. En cambio, a mediados de junio, con muchos menos ingresos hospitalarios, la mascarilla era obligatoria, había restricciones de aforo y el discurso oficial era lo de ”todavía estamos en pandemia”.

Regalamos 2000 euros para gastar en La Farga

Ante estos datos, el investigador de la Universidad de Leicester recuerda que “la pandemia no se ha acabado” e insiste que “este virus no es ahora más leve que hace un año”. “La séptima oleada ha sido invisible hasta que nos lo hemos encontrado en los hospitales, simplemente porque no hemos querido mirarla”, afirma. Considera que la ausencia de medidas no se debe a motivos epidemiológicos sino sociales y lo bautiza como “populismo pandémico“. “Deseábamos volver a la normalidad y los políticos nos han dado lo que queríamos”, asegura Macip pide “ser conscientes del precio que estamos pagando”. “Si fuéramos algo más responsables, salvaríamos vidas y ahorraríamos sufrimientos, sobre todo de gente mayor y frágil”, concluye. FUENTE: BETEVÉ