25/05/2022

Así despertaba L’Hospitalet el primer día del 2022

Que la sensatez y la serenidad nos acompañen en este nuevo año

A primera hora de la mañana las calles despertaban vacías en la segunda ciudad de Catalunya. Ni un coche, ni un alma. Los operarios de la limpieza empezaban a barrer las calles, y abrir los parques, con los primeros rayos del sol. Ha empezado el nuevo año, el primer día del 2022. Hay que ser positivos, pero también realistas, y tocar con los pies en el suelo: con que el 2022 vaya medianamente bien ya es suficiente, tampoco hace falta que vaya muy bien, ni que nos toque la lotería; no le vamos a pedir peras al olmo. Ir tirando, y a disfrutar el día a día…y que la sensatez y la serenidad nos acompañen. Pero hay que vivirlo, y vivirlo intensamente, no perdamos ni un día, ni un minuto, no vale la pena, porque solo se vive una vez. Y ya que estamos subidos al carro, pues vamos a aprovecharlo. Sed generosos, perdonad. Eso si, lo más importante la salud, que no falte!! Feliz año!! Bon any 2022!!