07/12/2022

Catalunya plantea subir barreras en la C-32 sur cuando la AP-7 esté saturada: Estas son las 5 medidas aprobadas por la Generalitat para reducir los colapsos en la AP-7

.

El Govern de la Generalitat ha anunciado este martes una serie de medidas para reducir accidentes y evitar atascos, en la AP-7 después de los colapsos de los últimos fines de semana. Las medidas las ha presentado el conseller de Interior Joan Ignasi Elena, este martes, algunas de las cuales empezarán a funcionar esta semana y otras durante el puente de Sant Joan de la semana que viene:

Carriles adicionales los domingos


Se recuperará el carril adicional de la AP-7 norte, entre Sant Celoni y Parets del Vallès, donde empieza la C-33. El objetivo es estrenarlo este fin de semana, pero hace falta que el Ministerio de Transportes, titular de la vía, pinte unas señalizaciones en el asfalto. Se sumará a los que ya funcionan en la C-32, de Llavaneres en Montgat, y en la AP-7 sur, que se alarga 40 kilómetros.

Regalamos 2000 euros para gastar en La Farga

Nuevas restricciones para los camiones


A partir de esta misma semana, los viernes por la tarde o los días previos a un puente, los camiones tendrán que ir como máximo a 80 kilómetros por hora y circular por la derecha en el tramo sur, donde la AP-7 es de dos carriles, y también en el tramo que circunvala Barcelona. Además, el fin de semana de Sant Joan, tal como estaba previsto, empieza la prohibición a los camiones de circular el sábado por la mañana de 10 a 14 h y el domingo por la tarde de 17 a 22 h. La medida se alargará todo el mes de julio.

Más grúas cerca de la AP-7


El Govern de Catalunya contratará grúas que se esperarán cerca de la autopista, como complemento de las de los seguros, para que se lleven más rápido los vehículos accidentados, a partir del puente de Sant Joan. Esto tendría que ayudar a evitar las largas retenciones que provocan los accidentes. Y es que cuando se liberaron las autopistas, se extinguieron los contratos que la concesionaria, Abertis, tenía con diferentes empresas de grúas y esto provoca demoras de hasta siete horas en la retirada de vehículos. El conseller de Interior ha dicho que las grúas estarán situadas «en puntos estratégicos», y ha precisado que ahora las han contratado por unas cuántas semanas. Para mantener el servicio a largo plazo, posteriormente se hará un concurso público. También ha anunciado que este operativo se irá extendiendo progresivamente a las otras vías que lo requieran.

Peajes convertidos en zonas de descanso


La Generalitat convertirá las zonas donde había peajes, grandes extensiones de asfalto ahora en desuso, en espacios de descanso para los camioneros, que a menudo se encuentran las áreas de servicio llenas, ya que el número de camiones que circula por la AP-7 es mucho más elevado desde que no se paga.

Sistema de velocidad variable


El próximo año próximo, se quiere establecer un sistema de velocidad variable en la C-58, en la AP-7 y en la C-33, en función del tráfico y otros factores. En el caso de la C-58 funcionará entre Sant Quirze y Barcelona. En la AP-7 habrá dos tramos: entre Santa Perpetua y el Papiol, y entre Sant Celoni y la Roca. Y en la C-33 entre Parets y Barcelona. Paralelamente, Tránsit sigue negociando con el Ministerio de Transportes rebajar de 120 a 100 la limitación de velocidad a la AP-7 a su paso por el Vallès