10/08/2022

Catalunya suprimirá las notas trimestrales en los colegios y permitirá lograr el título de la ESO sin las competencias mínimas

El texto se ha enviado ya a los centros educativos para que realicen sus aportaciones antes de su aprobación

La Conselleria d’Educació de la Generalitat pretende eliminar las notas trimestrales de los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en Catalunya. En su lugar, estos criterios serán sustituidos por valoraciones cualitativas y evaluaciones que se realizarán al finalizar cada curso y que se repetirán en casos excepcionales.

Así consta en el borrador del nuevo decreto curricular para la etapa de primaria y secundaria para el próximo curso 2022-2023, que la Conselleria ha enviado a los centros educativos pendiente de aprobación.

Según el documento, tanto al acabar cada curso de la ESO al igual que segundo, cuarto y sexto de primaria, el equipo docente, bajo la coordinación del tutor, acordará las calificaciones del alumnado de forma colegiada en una única sesión, dando continuidad a las reuniones de evaluación trimestrales.

Estas evaluaciones trimestrales serán cualitativas, por lo que, los alumnos no tendrán notas para valorar si han adquirido las competencias marcadas en cada materia o área, sino que recogerán la evolución del estudiante y su estrategia para conseguir estos objetivos.

Además, otro de los aspectos que recoge el borrador es la participación de los alumnos en las sesiones de evaluación en quinto y sexto curso de educación primaria —al igual que en educación secundaria—.

El texto reconoce que este nuevo sistema de aprendizaje supondrá un trabajo extra para los docentes, aunque, también, ofrece la posibilidad a cada centro educativo de crear un modelo propio de evaluación basado en criterios cualitativos.

De esta forma, para la promoción de cada curso en primaria y en la ESO será decisión del equipo docente de forma colegiada, tomando especialmente en consideración, la información y criterio del tutor.

Por el contrario, el borrador establece que el paso de curso sea automático en primero, tercero y quinto de educación primaria, y que la decisión de que un alumno repita en segundo, cuarto y sexto curso sea excepcional.

Sin embargo, en cualquier caso, el borrador señala que para repetir curso en primaria se «requerirá la elaboración, por parte de todos los docentes, de unas orientaciones personalizadas y de una propuesta de medidas o soportes en la evaluación correspondiente» y de un «plan de apoyo individualizado» en el caso de la ESO.

Por último, el documento incluye que el alumno que no haya obtenido el título de la ESO podrá permanecer un año más en cuarto curso. Y podrá repetir dos años el último curso de la educación secundaria siempre que no haya repetido en cursos anteriores.