08/12/2022

Detenciones en L’Hospitalet: Cae una banda especializada en robos con fuerza en empresas y domicilios de Catalunya

Operación conjunta de Mossos d’Esquadra y Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d’ Esquadra han detenido a tres personas que formaban un grupo criminal especializado en Robos con Fuerza, tanto en domicilios como en empresas y establecimientos. Como resultado de las detenciones se han realizado tres registros domiciliarios, dos en la localidad de L’Hospitalet de Llobregat y uno en Sant Vicenç de Castellet.

La investigación se inició, por una parte, cuando agentes de Policía Nacional detuvieron a una persona y, a raíz de esta detención, se pudieron conocer cuatro Robos con Fuerza en empresas ubicadas en un polígono industrial de la localidad barcelonesa de Olesa de Montserrat. Por otra parte, Mossos d’Esquadra identificó a una serie de personas como presuntas autoras de diferentes robos con fuerza en empresas.

Regalamos 2000 euros para gastar en La Farga

Los delincuentes utilizaban el método denominado como butrón, que consiste en realizar un agujero en la pared más vulnerable del comercio o establecimiento al que se pretende acceder, tanto por el techo como por la pared, para obtener el botín, una vez habían anulado los dispositivos de alarma; utilizando un similar modus operandi en todos sus robos.

Teniendo en cuenta que se trataba de un grupo de diversas personas organizadas, con un comportamiento muy activo y un considerable alcance territorial, con un propósito claro y definido, así como cierto grado de especialización y experiencia a la hora de llevar a cabo sus actividades criminales, la investigación ha tenido que desarrollarse con un óptimo estándar de calidad y coordinación mutua, para garantizar el éxito a la hora de recopilar indicios suficientes del hecho delictivo cometido y en la localización de los autores del mismo para su posterior pase a disposición judicial.

También cabe considerar el hecho de que el grupo criminal haya mostrado, durante el tiempo que ha durado la investigación, una enorme capacidad para mutar su estrategia delictiva, lo que dificulta la labor policial al hacerse, por ello, más imprevisible. En este sentido, se ha podido observar de una forma muy acusada que, si bien en un principio los delincuentes actuaban, sobretodo, en polígonos industriales de diferentes poblaciones a lo largo de toda la geografía catalana, paulatinamente fueron dando preeminencia a los robos en domicilios, cometidos todos ellos en horario nocturno y priorizando aquellas casas que se encontraban más aisladas, como son las de urbanizaciones y alejadas de núcleos urbanos. En total, se les imputan hasta un total de 15 Robos con Fuerza: nueve en domicilios, cuatro en empresas y dos en establecimientos comerciales; en las siguientes localidades: Olesa de Montserrat, Sant Fruitós del Bagés, Esparraguera, Navàs, Calafell, Sant Andreu de Llavaneres, Mosnou, Creixell y Palamós.

Tanto en la actuación policial inicial como en las detenciones y registros que culminan las operaciones, se han recuperado dos vehículos de alta gama, un camión de alto tonelaje sustraído; todos ellos con efectos en su interior. Además, se han intervenido cuantiosos efectos procedentes de los diferentes robos, entre los que destacan: numerosos dispositivos móviles y electrónicos, especialmente cámaras fotográficas y televisores, así como piezas de joyería, relojes y una cantidad en efectivo de 3.300 euros. Paralelamente, también se han encontrado diferentes indicios que relacionan a los tres detenidos con los hechos delictivos que se les imputan.

La investigación ha transcurrido de manera conjunta, vertebrada por el ECI formado por integrantes de la Brigada Local de Policía Judicial (B.L.P.J.) de Sant Adrià de Besòs de Policía Nacional y miembros de las Unidades Territoriales de Investigación (UTI) Metropolitana Sud y Central de Mossos d’Esquadra; y ha sido tutelada y dirigida por el Juzgado de Instrucción número uno de Martorell.