23/05/2022

Cinco policías Nacionales libres de servicio salvan la vida a un hombre en Barcelona que se había atragantado

Los Policías se encontraban comiendo en un restaurante cuando observaron a un comensal llevarse las manos a la garganta con síntomas de atragantamiento

Policia-Nacional-3-2 PORTADA

ARCHIVO

Agentes de la Policía Nacional que se encontraban fuera de servicio salvaron la vida a un hombre cuando se encontraban comiendo en un mismo restaurante de Barcelona, en el Barrio del Bon Pastor, en Sant Andreu, tras sufrir un atragantamiento gracias a la rápida y eficaz realización de la maniobra de Heimlich.

Los hechos ocurrieron al mediodía cuando los agentes se encontraban comiendo tras finalizar su jornada laboral. En un momento dado, uno de los agentes observó como en una mesa próxima, un hombre que  compartía mesa con dos comensales más se levantaba rápidamente llevándose las manos a la garganta, presentando dificultad para respirar, con claros síntomas de estar ahogándose y presentando un color cianótico en su rostro.

El hombre  tenía el rostro azulado y estaba a punto de perder el conocimiento

Ante la gravedad de los hechos, ya que la persona se había atragantado con un trozo de comida y no podía hablar,  ante el inminente peligro para la vida de la persona, uno de los agentes se dirigió inmediatamente al hombre y de forma rápida y eficaz procedió a realizarle la maniobra de heimlich practicándole múltiples comprensiones abdominales, logrando con ello que expulsase la porción de alimento que le estaba obstruyendo las vías respiratorias.

El resto de policías se distribuyeron procediendo unos a asegurar la zona para garantizar la correcta ejecución de la maniobra, mientras otros daban aviso a los Servicios de Emergencias a través del 112.

Finalmente el afectado fue estabilizado y colocado en posición de seguridad,  no siendo necesario su traslado a ningún centro sanitario al comprobarse que recuperaba el color y volvía a respirar con normalidad.

La formación de los agentes de Policía Nacional ha sido determinante y fundamental para atender de forma inmediata y eficaz la grave situación. Desde que los agentes de Policía Nacional comienzan su formación como alumnos en la Escuela Nacional de Policía de Ávila, se inician en el aprendizaje de técnicas de primeros auxilios. Ante situaciones de emergencia como la vivida, estos conocimientos pueden ser cruciales para asistir a las personas hasta la llegada de los servicios sanitarios incluso, su puesta en práctica, puede salvar vidas.