08/12/2022

El Eixample de Barcelona ya no se podrá cruzar en coche por Consell de Cent desde este viernes: Estos son los cambios y donde habrá que girar obligatoriamente

Consell de Cent dejará este viernes de ser una línea recta para los coches

La calle Consell de Cent deja de ser una vía para atravesar el Eixample barcelonés de punta a punta y hace el primer paso para convertirse, dentro de unos meses, en un eje verde. A partir de este viernes empiezan a implantarse los cambios de movilidad vinculados a la futura superilla del Eixample, que modificarán sustancialmente la circulación.

A partir de ahora, se rompe la continuidad viaria de Consell de Cent. Los vehículos podrán acceder a cualquier punto situado dentro de los esos verdes (excepto vehículos de servicios y de emergencias y bicicletas), pero no se podrá circular en línea recta, sino que habrá que girar en cada manzana.

Regalamos 2000 euros para gastar en La Farga

Por lo tanto, el acceso a un eje verde desde una calle transversal implicará la salida por la siguiente calle transversal. Los cambios están vinculados a los cuatro nuevos ejes verdes del Eixample: las calles Consell de Cent, Girona, Rocafort y Conde Borrell.

Además, también se crearán cuatro nuevas plazas de 2.000 m² en las intersecciones de Consell de Cent con las calles de Rocafort, Conde Borrell, Enric Granados i Girona.

Tres puntos donde no será obligatorio girar


Los giros serán obligatorios en las calles Entença, Rocafort, Calabria, Viladomat, Conde Borrell, Conde Urgell, Villarroel, Casanova, Muntaner, Balmes, rambla de Cataluña, Pau Claris y Roger de Llúria.

Solo en tres ámbitos los vehículos no estarán obligados a girar:

En el cruce de Consell de Cent con Aribau
En el cruce de Consell de Cent con el paseo de Gracia
En los cuatro cruces alrededor de la futura plaza de Consell de Cent con Girona, que quedará enmarcada por las calles Bruc, Aragón, Bailén y Diputación.

Sin afectaciones al transporte público


Mientras duren las obras, que empezaron el agosto pasado, las zonas de carga y descarga continuarán estando en las calles transversales. Siempre que las fases de obra lo permitan, se habilitarán zonas en los mismos ejes verdes.

Las bicicletas podrán continuar circulando por el espacio central habilitado por los vehículos y podrán continuar en línea recta en todas las intersecciones, como también los vehículos de emergencias y de servicios.

No habrá afectaciones en el transporte público y el acceso tanto a los aparcamientos como a los vados está garantizado.