10/12/2022

Qué se debe hacer si te pica una medusa y cómo hay que tratar la picadura

.

Las medusas son también habituales durante el verano, y los bañistas suelen sufrir las consecuencias de su aparición. En los últimos años, sobre todo en el mar mediterráneo, se ha producido una mayor llegada de poblaciones de medusas arrastradas por las corrientes marinas, que alcanzan las playas y que impiden o dificultan el baño e incluso los paseos por la arena.

“Las medusas tienen células urticantes, cuyo contenido liberan para defenderse de algún peligro o para capturar presas” avisan desde Sanidad. Y aunque los contactos con los humanos se producen de manera accidental, estas picaduras pueden causar un gran dolor a quienes las sufren.

Regalamos 2000 euros para gastar en La Farga

Síntomas que aparecen cuando te pica una medusa

Aunque las picaduras de medusa no suelen ser graves, estas se caracterizan por un dolor o picor intenso e inmediato en la zona afectada. También puede venir acompañado de enrojecimiento, inflamación y vesículas pequeñas. En casos más graves podrían aparecer náuseas, vómitos y calambres, e incluso se podría perder la conciencia, aunque es muy raro que aparezcan estos síntomas.

Las personas con alergias, los niños pequeños y personas con problemas cardíacos podrían tener las reacciones más severas ante una picadura de medusa. De igual forma personas que hayan tenido un contacto previo, tras una segunda picadura se puede producir una reacción más grave.

Cómo tratar la picadura

Hay que tener en cuenta una serie de procedimientos si nos pica una medusa. Lo más importante será limpiar la zona afectada, para ello debemos lavarla sin frotar la zona y sin aplicar agua dulce, pues las células urticantes podrían persistir y extender el veneno. A pesar de las creencias, aplicar orina en la zona tampoco es beneficioso para calmar el dolor. En todo caso, se debe lavar con agua salada del propio mar, o en su defecto con suero salino.

Qué hacer si te pica una medusa.

  1. Lavar la zona con agua salada
  2. Avisar a un socorrista
  3. Elimina los restos de tentáculos con pinzas o mecanismos similares, nunca con la mano.
  4. Aplicar frío en la zona.
  5. Si el dolor es intenso, acudir a un centro médico.

Los socorristas están preparados y acostumbrados a tratar con este tipo de picaduras, por lo que si el dolor es muy intenso o tenemos alguna duda de cómo tratar la picadura debemos acudir al puesto más cercano, donde nos podrán atender. También será importante que avisemos si vemos las medusas, así los socorristas podrán tomar todas las precauciones necesarias para evitar que otros bañistas se piquen con estos animales.