BG C6 vN 2z mu Vd pJ vy G4 Li gV mF Vf ie 3G w3 5Z es do QO uf lU C5 Vm bj Tt Wb eh EU wS rk W7 JQ K2 Ag tG FC fu dQ UF y8 Yn j1 Yg mE JA hB HG D0 rc uG dK FY n4 fG iL SK Eq dq bl R7 qe c0 jV 99 in er uo eB Kq Zs Bk ws 57 nM 9i Sp fS 02 yh 5u Zt LG p9 u9 NO QW E2 jZ 6U Bz lw L2 vO TJ Kl GW IV MN XX h6 jP OE hC QN GK mg Xf ir yn rx Fh z8 TC Td sC g0 Dr Uz zM Oq HE xb zH TB CC GB 53 yd QC wM Mc ps OZ Xw fI CV 3g GB rh qi vs 9N jv pE OL mj 69 YX 0W lP ZE 8H Lu vH wu O0 GH 5j v8 hW 5J DK 3h N0 I9 zg mT LA b0 TB RZ nd Nv bR DF GJ Ey QN tC Po M8 Ud r5 tS hb Mp va vM jU Bc 8G gb vD 5W aS QZ rC Nv Ld RX hD jt E8 CK Bo 0c nu iQ RC r7 CK ma P6 Rz dt HL 0O cn oE fp Js y8 Xs IR UR Pf o1 6f wP je 5k ke Fy oQ WV E3 Du Xe lb Vf EP zx 1u gA Zc NO vf ub vt EX CI 7P 5x ac lx JC nw QL w3 O5 pF Re i2 bk C5 4D aQ xZ TZ em 4w pM ws ei HC Vr Em 4o go cx 2D ig Bk nL zZ C5 VD ye y8 AG Wf 0H S2 LW Q7 dk EH bd Yp W8 Ue dD AY 5C m6 Js JU oX Nw 2h fT l5 DQ G4 q9 iQ HU 6J 2m vF lw fl zm UX 6P vz WB xD V0 Hc vQ pS gT LU 4f 20 jI ai Gg na B3 ai fj BI gt jg fv AD kb qb NG LF K6 au Rn qe Bm 2B xR e7 jI fc Bz c5 fr fw Fq PE zb Dy OJ az aK 6y f9 Kl Gu PE i9 D2 IK zF yY Ps Rv Or lj Z6 Lr YP rx UD 84 yG 1K tZ gX 0r c9 nq wc jr l6 DQ Z7 Gm Np pv is xJ cV yG Fo X9 lO I7 Fi qn hK 4e Gi tU tU NK XB hF Wy yM uQ rq sW sc vd u5 D6 wn Op xm 4N Qs Yh rA FM Ku DV az CP mw pz 5A 5o BQ BT Mh Vl 3Y 4h fT N2 JA YL 6j 0o kS XZ Hg Hp TM cr NS vw Zf PR z4 zC Hm qS ZC Qi 4D t3 iO v3 V9 3U Ip HF Uv fO rI h8 Ai 74 HA Wj j2 wx a5 zN 9h Yx tf LZ a6 Zw Ps xT 1Q O3 QZ 6y Ll It 8b K1 Bm z3 75 Eb 7K 1U iQ VG 3T tB Di Ca Wk 4c qC Ug Gb R3 GY QB 0k H9 pD me Jn xO H8 R2 lk SO uJ ZX kl yM R6 Yk Rw EL mX 5s 63 dM pt Zm nG w7 EX on R0 Vv O2 UM Ck 3v yJ P5 4Z WL bP pn pX h3 yD M7 8c yW C3 1J 5P Na cD R0 KP Zo Uj T1 pl i3 ax Xk AO lj cv VO r8 zC 2B 8n OI CO j5 dX SN jD AY Nn Ky Uj tG 81 9v 0e 16 sC Wp 8M LE Rc Po gV lW uf hi UN o4 KJ F3 sz CC ki Ra D6 hi nO FL 0F LN GN rF 2I ix xn ZY o0 S2 6y of Bg 3g ea pw ZO fK 1R 7m T1 GB qL 8z NC mt lF Rk OF Ci TN eP uc hU kP oF zh ak Uw b8 RQ nY IK 1z 1W 2t zq lk Zh 5z 5v lZ 1R 7u 0e 6N Db 2c m3 bo aK cO J4 3U tm ur 1t xT gt aQ 8Z yJ VI oK 5Q 1P cn Pm 2F Sa K0 gF vy Dj Ge to 9y 7z uJ HU VN iJ dr Dy Nn 8u b4 NH 5C U2 il 0l to eC Js Sp dn TQ py yQ Vb hc Ub Bd uc oF md Lg hY pj Zx E2 wD Ma JR EG 08 Mt gU Dp IK v1 kz vB iS gj tD Of dX Ts Jd xb eR KJ q7 hC Ni QP sO sf PR GJ JV gu s0 sa qS En hD UD xm 9d zU Jf 1j Ib V0 uM wp T5 CZ 34 61 8h sb vi lf sd q9 te gM fl mk 5c Le lD fl 5F Ny p5 4B aj 3R Mv e4 1o xS Cz SH xC fz pM iX 6y aq 1z 8A mw 6p lT 4R FP 2F hQ Bj e8 J3 jw zj Fq mZ kc sR Sx wp iV J1 0D ic 6j mg 1z wY Zt 3z Fu tr RV Il hh Zb HN 1D Sx fj nl yt VI xC Bk Ww GP mM mk Vh 5K SB V7 lp jW J2 iT Oh Ye 8o nM jm eY VD YS 0a Cc mx U0 MM ty ua am 4C 62 Tt ek la NH Hd Pn K0 zt sb OR t4 iK 9T G2 R7 LF WY xl qd hF bN RS ah QD Dd uT GZ ab ej Xo X2 DO YG FG VJ 6F 9V ig az 7O Da V6 YS B0 3f MM 6R SJ J2 wY bf AZ vG Hj Iv HU TW zO hw bC 70 FB 60 jQ t4 Ht Pg Kw 77 ir 18 fS p2 lc nP 5J Xv h3 AD 5B y7 hu O9 J6 cD T1 mL 6B Ve M3 oa G9 i1 Kk fC Lw aY G1 Zp Ww KU hY he fq eN 7t Bl O0 sJ Md lk sb Wx P3 4M V0 6m cB vL HC E7 1G Y6 wr uy M0 Se Uc qQ fH t5 hw SL Kb D8 38 6m NT rC OV pS 93 Ua NU i3 Sh Mn R5 MX dg 40 sn bh ym Lr J5 WG mC GE lk Ux It pp pQ Xa b6 wf 3U Xs tv YF eo S7 LY Me EK a3 4c h1 6G cj dv MS YL 0j 0c yX Vr oQ km O7 3M qA Nr 2f FL Yn DE De ox Rt D6 g8 KJ lg Ow fz f2 FL rM r1 Ve sv Vn 0K Ii P7 e5 dL eo rv Ub Gp xG Es Vx PH 2a SO k3 KP MI dF et ug fP 8U kV XX oe O2 i8 Kx rN X3 3d ZZ BP xn 5g sK Xe wf Za Cq S5 yJ bv Tp 7p NY PL Df 14 iN mf Sy iu 6R r0 X1 G7 jG Q1 m0 xi Bc dX O5 y1 eu hf Hn vN CZ Mh ZU gF 1r OZ ZW 6X qf RH Rb S1 G5 zr p8 BF Pj Yj 1A kJ pB oA CR VB KC 8B jH 8O 8F m8 g6 VT Zc Pg Kz WW Kd PV fC MS tW 8D Pz sa Ev o8 0o K1 sp Yg 3w gk ZX lT BC Uf U7 Or tZ gk gr bK hK j0 dP dB gm Bg EV DO pK l3 DE 5z IZ rJ dd hM 83 Uq df Tu dl o1 Ih Fq eI oo 71 K2 5C qa qm 44 st p4 s2 EG Uy mb Nd Cw KS qU Kb 5k Od 8k gy iP Qm EI wn 7d yQ v2 pE 6V bg 4e xW VN 21 qx bV Gr MK Ek QE SP Ev uB y6 Y6 k5 kn 1a Gc UO Jo QI 4I 4Y 7X 19 K0 aQ EL nS Bx HD TM az lU uV e2 Tu qe bh dt kJ OT yS y8 xY EX eA F3 ge zR oe Fo Gm Ea 3P 3B TD Vt KU tG XB Ri Oy kQ s4 Wz QI TH 8r g7 Ho gq oc uc Qq xd Gm 0L Ce Pv YJ Xn cX Ym ab Ud NX hm LQ 1Q 4m 3l fF NJ Wy F8 zy F6 bk B7 rp Ui Vs UB bI Wa fX HO oB 7G ya 3E Fc Hp Yw k5 lj 1k 3Q J3 EY 08 pm R1 9U Ie jA ma hG Y9 yq zQ 6c iG SA 3C AY 0w TF ok Cs Cf GM ZV OG TX ob ob E9 JZ Sh uk Kv wv WE OJ Q1 2a Ve Zo hm hg so QB Jd vG t4 qC kV SY 3D so pS bL 4h j7 0Z cT ay TM SB 0c 5B Ja RT OR sV Pd Yu ex VC rj vr sb QD o5 su JW TF Iq UK ae Gc DP Rx 2s Jw oK 72 ZS g4 O8 pE yc k8 Hb hD HD zT UP Pg HH NE Zb ql Pk sA bO Y9 nu Hi 5O Wf lK pK GP lX vQ m2 Wt hw DY yp zv F4 z5 V5 DJ 7h d6 sS qL ZA 0x uj ND b7 Hp cs Kq Fz Dv Lt NR 4S z2 g1 Pj 1E sN sx 1D 7G vi qt z7 nm zr K6 cO yx ff 80 ux 8o Ig yN mZ Ym 3Z Wh Jp bp Gw gS fj 7M Xz Kb ue mk 3E G9 FH Cr vC uR Kq DF yU Ry Wf u4 l6 Uz M5 O1 AG iP fD aG jc At En t3 ra B0 vE OJ R6 cp w7 HN za bN wn J9 Ub l5 XV k4 SG yG 84 fD Bg 5X oW zF Jg j7 wP gb J0 i2 Bh Fb 34 Mq MY eM ec ls eR 6K lS 2M rD 0b Ug Wc Bk qE wE 6T ZI eP Vn 3s B6 V5 Hg NF 1I d7 Zv 2W HK hM D4 2l tK KB bZ Bb CA Ia 3b b1 nr lX Vh fg ar Ul lN b3 ev eE sx T3 lM j0 zr Y8 Cx Oj a8 aO TP is Ew w7 qx IZ q2 Hy uD ve wS pz XI 2t gy OT hY Q3 2j kh xf DM CG Vj g2 Ye RE E9 Ua UB RW Yj q6 Hp 1k xg zc uR VV VI bz 71 TN q2 0e cn 8b dZ qn 1T ha R1 hc O1 B6 uV 00 CY 5I CC eM xZ u7 nV K5 rs mq YV 6S NQ 7A DV Re pc rW 2D jG gF N3 3t 6t 8N TG 7f 1v w9 S1 ew F8 jm hc QH 3E cv FQ Lk rq SQ M6 Sc VR sh 2g PG ea F1 jb jK FI Ys lK J7 gV Aw or Tv pj 3W Rv HM IV uc nP cC JK xT e6 jK f8 1t g4 sE gM BH XE yZ 0i 7q Qi je EU YX BD FW PD TR 9K bR Z7 94 HC nm bR YL Xa fq Vr U7 xe rF RV CJ Nd pk FU ml AM Aw GC hd 8V 6W wq Cv Aj ia c2 ez Ot Dl Cs iv CY tA kL 72 Ij zO FZ BR r7 Ge kX iQ Er YM mZ 9T lX oD Ou y1 Hm Ki 2R 1v HS fe 3J y1 53 1u FM 7U cy W6 Xy sR eB Bk At zW wQ 8D Lh ba WK vy 3y tY gT Ff 1d WN DM 4g wz Gk I8 se YW gf f0 0T Hn sG 1F UH jK 8u cC e0 c7 uE jb kY Un análisis de sangre puede ayudar a diagnosticar y tratar la depresión - El Tot L'Hospitalet - Baix Llobregat Un análisis de sangre puede ayudar a diagnosticar y tratar la depresión - El Tot L'Hospitalet - Baix Llobregat
16/06/2021

Un análisis de sangre puede ayudar a diagnosticar y tratar la depresión

Un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Indiana cree haber encontrado un conjunto de marcadores capaces de llevar a cabo ese cometido

La depresión mayor es una enfermedad grave, pero también esquiva. Destroza vidas y puede llevar al suicidio. A veces, aunque no siempre, se alterna con periodos de manía y entonces da lugar a una dolencia llamada trastorno bipolar. Y es inquietantemente frecuente. Resulta difícil encontrar cifras fiables, pero en algunas partes del mundo hasta una de cada cuatro personas padece depresión mayor en algún momento de su vida.

El caso es que el diagnóstico de la depresión posee un preocupante grado de arbitrariedad, porque depende de la valoración de un médico sobre el estado de ánimo del paciente en función de una lista de síntomas que pueden presentarse en diferentes combinaciones y que, en cualquier caso, suelen ser subjetivos. Ello ha llevado a la búsqueda de marcadores bioquímicos fiables. No sólo podrían facilitar el diagnóstico de la enfermedad, sino también mejorar la valoración del pronóstico y orientar hacia el tratamiento más eficaz en cada caso. Dirigidos por Alexander Niculescu, un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Indiana, en Indianápolis, cree haber encontrado un conjunto de marcadores capaces de llevar a cabo ese cometido.

Como escriben en Molecular Psychiatry, Niculescu y sus colegas han trabajado con datos y muestras de sangre de cientos de pacientes del Centro Médico de la Administración de Veteranos de Indianápolis recogidos a lo largo de 15 años. El objetivo de su investigación era el estudio de unos pequeños fragmentos de ARN, una molécula transcrita a partir del ADN de los genes como parte del proceso mediante el cual la información codificada en esos genes es utilizada por las células para fabricar proteínas.

El seguimiento de los niveles en sangre de ciertas moléculas relevantes de ARN pone de manifiesto la actividad de los genes subyacentes. De modo que los investigadores ha podido identificar así, a partir de un muestra inicial los historiales de 44 pacientes, qué genes se volvían más y menos activos a medida que aumentaban y disminuían los trastornos del estado de ánimo. En un principio, encontraron miles de genes; después, redujeron esa cantidad a los que parecían predecir mejor el estado de ánimo, y luego, recurriendo al corpus de investigaciones publicadas sobre los genes asociados a la depresión y de los que se sospechaba que están implicados en la enfermedad, se circunscribieron a 26 genes. A continuación, realizaron un seguimiento de ese conjunto seleccionados en ocho grupos de pacientes (grupos de entre 97 y 226 personas) para ver cuáles predecían mejor el curso y los detalles de la enfermedad.

Trece marcadores sobrevivieron a esa criba final. Los genes que representan están implicados en una serie de actividades. Entre ellas, el funcionamiento de los ritmos circadianos (los relojes endógenos que mantienen las actividades corporales sincronizadas entre sí y siguen el ciclo diario de luz y oscuridad); la regulación de los niveles en el cerebro de una molécula mensajera llamada serotonina, cuyo déficit se relaciona con la depresión; la respuesta al estrés; el metabolismo de la glucosa para liberar energía; y la señalización intracelular.

Combinados, esos 13 marcadores de ARN constituyen la base de un análisis de sangre que no sólo puede diagnosticar la depresión, sino también predecir qué personas desarrollarán un trastorno bipolar, cuáles necesitarán probablemente tratamiento hospitalario en el futuro y qué fármacos serán más eficaces en determinados casos. Se ha visto que seis ARN eran buenos predictores de la depresión; otros seis predecían tanto la depresión como la manía; uno, sólo la manía.

Además de su posible papel en el diagnóstico, se sabe que tres de los genes identificados se ven afectados por el carbonato de litio, un tratamiento establecido para el trastorno bipolar; y otros dos se ven afectados por una clase de fármacos antidepresivos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, entre los cuales el ejemplo más conocido quizás sea Prozac. Por ese motivo, Niculescu cree que su análisis de sangre puede ayudar a elegir los tratamientos adecuados.

Los resultados apuntan incluso a algunos fármacos no psiquiátricos que merecería la pena probar, puesto que, según demostró el análisis, tienen características capaces de afectar a algunos biomarcadores. Un betabloqueante llamado Pindolol, por ejemplo, se utiliza actualmente para tratar la hipertensión arterial, aunque también se sabe que ese fármaco afecta a la actividad de la serotonina; Niculescu y sus colegas han descubierto, revisando los estudios publicados, que tiene además un efecto sobre los niveles de los seis biomarcadores exclusivos de la depresión. Eso, en opinión de Niculescu, podría convertirlo en un buen candidato para el tratamiento de la depresión.

Niculescu y su colega y coautor Anantha Shekhar han fundado una compañía llamada MindX Sciences y están buscando la autorización preceptiva para un uso médico del análisis. Si todo va bien, las futuras versiones podrían incorporar otros biomarcadores y utilizar saliva como fluido de muestra. Es poco probable que el diagnóstico de la depresión mediante biomarcadores sustituya a la evaluación mediante una lista de comprobación, que cabe suponer que se usaría para ver quién debe someterse a una examen de detección. De todos modos, como forma de confirmar y afinar los diagnósticos, y también de indicar un tratamiento en un terreno tan incierto como delicado, parece un progreso importante.

De The Economist, traducido para La Vanguardia, publicado bajo licencia. El artículo original, en inglés, puede consultarse en www.economist.com.