30/06/2022

La Guardia Urbana de Barcelona podrá leer las «cajas negras» de los vehículos implicados en un accidente

.

Las nuevas furgonetas que ha presentado este lunes el teniente de alcalde de Seguridad y Prevención, Albert Batlle, incorporan la tecnología Crash Data Retrieval, o Recuperación de Datos del Accidente. Con este sistema se puede leer los datos almacenados en los EDR, una especie de caja negra incorporada en algunos vehículos de reciente fabricación. De esta manera, los agentes de Guardia Urbana podrán conocer en el mismo lugar del accidente datos como la velocidad y la intensidad de la frenada, acciones realizadas por el conductor, la severidad de la colisión o la activación de los sistemas de seguridad y retención.

Estas cuatro nuevas furgonetas están destinadas a la Unidad  de Investigación y Prevención de la Accidentalidad, UIPA. Albert Batlle ha señalado la importancia de esta innovación poniendo «“en valor una función de la GU de tránsito que es la de actuar como policía judicial en el análisis de la siniestralidad y en el control de la seguridad de todos los vehículos que usan el espacio público”.

Actualmente, según ha informado la Guardia Urbana, tan solo entre un 15% y un 20% de los coches incorporan sistemas EDR, pero a partir de julio de este año este dispositivo será obligatorio en los coches de nueva fabricación con lo que la capacidad de lectura de datos de colisión por parte de la Guardia Urbana aumentará considerablemente.

La labor principal de la UIPA es la investigación de las causas de los accidentes, tanto para ayudar en la investigación posterior como función de prevención de accidentes similares,  ya que «conocer las causas ayuda a prevenir los accidentes futuros«, indica Batlle. Por otra parte, el nuevo diseño y funcionalidad de estas furgonetas permiten a la Guardia Urbana disponer de oficinas móviles de atestados para hacer las primeras diligencia en el mismo sitio del siniestro.

Nueva furgoneta para la unidad canina

Además de estas cuatro furgonetas de la UIPA, también se ha presentado una quinta destinada a la Unidad Canina. Este vehículo presenta mejoras en el acceso de los animales y más confort para ellos durante el transporte, con climatización y ventilación individuales. 

La Unidad Canina de la Guardia Urbana está compuesta por un cabo y 12 agentes guías caninos. En cuanto a la doación de animales, actualmente la unidad se compone de 7 perros y 5 cachorros. Estos animales son determinantes en la detección de varios tipos de sustancias y tienen una función extraordinaria en los casos de intervención en narco-pisos.

Albert Batlle en la presentación