28/06/2022

L’Hospitalet: se jubila «Mingo», el alma del bar del mercado de Santa Eulàlia

Después de 55 años tras la barra

El alma de los bares está en quienes los llenan y también, en sus casos más carismáticos, en quienes los atienden tras la barra. Ocurre así con el bar cafetería Mingo, ubicado en el Mercado de Santa Eulàlia, de L’Hospitalet. Domingo Garrido, más conocido como «Mingo», se jubiló la semana pasada después de 55 años. 

Un bar clásico, de los de toda la vida, con barra de chapa metálica «como mandan los cánones», que dirían algunos. Mingo se retira tras 55 años atendiendo esta barra.

Mingo, el día de su despedida la semana pasada que coincidió con el carnaval.

Antes de decirle adiós a Mingo, un bar de referencia para los vecinos del barrio, y clientes del mercado, muchos han venido a tomarse el último café de toda la vida, o el bocadillo que te da energía para arrancar el día. Los que le han acompañado estos años han venido a despedirse, con nostalgia.

El bar lo inauguró su abuela a inicios de los años 40, continuaron sus padres, y el empezó a mediados de los sesenta a ayudar en lo que podía, los sábados cuando terminaba las clases en la escuela. En aquellos años y hasta inicio de los 70, aun se iba a clase los sábados por la mañana, y los mercados abrían los sábados por la tarde.

Muchos años de estar cada día, siempre con una sonrisa, y buen humor atendiendo a los clientes de toda la vida, a los amigos que seguro ya lo están añorando, detrás de la barra.

Su abuela y sus padres en la navidad del año 1953