28/11/2022

La Guardia Urbana de L’Hospitalet pone en marcha la nueva Unidad Especial de Intervención

Actuará contra el vandalismo, la inseguridad, los botellones y el descontrol del espacio público

La Guardia Urbana de L’Hospitalet cuenta con una nueva Unidad Especial de Intervención. Está formada por 15 agentes —2 son mujeres— y 2 mandos, y actuará con el objetivo de mejorar la seguridad de la ciudad y dar una respuesta inmediata a aquellas situaciones que lo requieren, como los botellones, los ruidos nocturnos o el control de las zonas de ocio.

La puesta en marcha de esta unidad, que es una evolución de otras que ya existieron con anterioridad, es una acción de la Alianza por la convivencia, que trabaja, en el marco del Pacto de ciudad, con el objetivo de conseguir que L’Hospitalet sea una ciudad más limpia, segura, acogedora y amable para todos.

Esta primera promoción de la Unidad Especial de Intervención se ha formado en la Escuela de Policía, primero, y después en la comisaría de la Guardia Urbana de L’Hospitalet. La previsión es que antes de que finalice este 2022 se haya formado una segunda promoción que permita a esta unidad llegar hasta los 28 efectivos.

La Unidad Especial de Intervención actuará tanto en hechos delictivos como en situaciones de incivismo; por ejemplo, el consumo de alcohol en la vía pública, el control de las zonas de ocio nocturno o las ocupaciones de espacios públicos que alteran la convivencia vecinal. La unidad está organizada para apoyar las patrullas de la Guardia Urbana y será imprescindible en aquellas actuaciones que desborden la capacidad operativa de los agentes o cuando exista una emergencia.

Las funciones de la unidad son:

  • Atender a los requerimientos derivados desde la Central de Mando.
  • Prestar servicio de vigilancia de los espacios públicos.
  • Desarrollar funciones de prevención delictiva.
  • Intervenir en situaciones de inseguridad y carencia de civismo.
  • Controlar establecimientos públicos conflictivos.
  • Participar en operativos de orden público frente a aglomeraciones y alteraciones.
  • Proteger al Ayuntamiento y a las autoridades municipales en situaciones de especial complejidad