30/06/2022

La Academia Cultura de L’Hospitalet se juega el «ser o no ser» en el Parlament de Catalunya este jueves

Las familias se niegan a matricular a sus hijos en los barracones del Maria Miret ni en el Instituto Fontseré

Las familias y profesores de la Academia Cultura de L’Hospitalet se resisten al cierre. Este jueves en el Parlament de Catalunya, tienen las esperanzas puestas en que la Conselleria d’Educació acepte la opción de integrar el centro en la red de escuelas públicas.

Así lo planteará En Comú Podem, también el PSC, y tendrán el apoyo del Partido popular y muy probablemente de Ciutadans, a través de una moción que pasa por modificar el decreto ley que regula la integración de escuelas, a la red pública de la Generalitat.

El argumento fundamental, donde se apoya esta modificación, es la excepcionalidad por las necesidades de escolarización, que se plasman en L’Hospitalet. De esta manera se respetaría lo esencial del decreto y se evitarían peticiones de otros centros concertados para pasar a ser públicos, de otras zonas de Catalunya.

Esta solución permitiría que la Academia Cultura pudiera seguir con su actividad docente en el actual edificio provisionalmente mientras se construye la nueva escuela pública que está proyectada en el solar de la calle Mas que ahora ocupan unos barracones.

La solución que plantea Educació es que los 60 niños de infantil y los 154 de primaria pasen a los barracones que el próximo septiembre dejan libres los alumnos de la escuela Ernest Lluch, que estrenarán nueva escuela en la calle Montseny.

En el solar que ocupan los barracones se debe construir la nueva escuela Maria Miret, pero el concejal de Educación de L’Hospitalet, David Quirós, ya avisa de que será imposible hacer las obras con los niños en los barracones

Por lo que respecta a los 103 alumnos de secundaria, Educació los envía a más de un kilómetro de distancia, al Instituto Eduard Fontseré, un centro de alta complejidad.

Por el momento las familias de la Academia Cultura no quieren matricular a sus hijos ni en los barracones del Maria Miret ni el en Instituto Fontseré. La situación es más que complicada, faltan solo dos meses y medio para que finalice el presente curso. Se abren muchas incógnitas y preguntas que se tendrán que resolver en las próximas semanas.

Representantes de En Comú Podem en la puerta de la escuela