30/06/2022

L’Hospitalet destina 2 millones de euros en la distribución de 40.000 tarjetas de alimentos entre las familias más vulnerables

Esto implica ayudar a 16.000 familias de L’Hospitalet

Nuria Marín Creu Roja (2)

Núria Marín en la sede de la Creu Roja de L'Hospitalet con un grupo de voluntarios

El Ayuntamiento ha iniciado la implantación de las tarjetas de alimentos dirigida a ayudar a las personas que necesiten complementar las necesidades básicas de alimentación, en lugar de la distribución directa de alimentos que gestionan Cruz Roja y Càritas, a través de convenios de colaboración.

El mes de junio se inició la distribución de las tarjetas prepago con una cantidad económica, que se determina en función de los miembros de la unidad familiar y su situación económica, de acuerdo con los informes de los servicios sociales. La gestión y la distribución de las tarjetas precargadas lo están haciendo progresivamente Cruz Roja y Càritas a las personas que son derivadas por los servicios sociales.

El nuevo sistema establece la distribución de unas 40.000 tarjetas dirigidas a 40.000 usuarios el año, con un importe de 50 euros cada una, lo que implicaría llegar a unas 16.000 familias de L’Hospitalet al año, ya que se calcula por término medio 2,5 personas por cada unidad familiar.

Esta implementación se está haciendo progresivamente y convive con el modelo de distribución de alimentos en especie hasta que se consolide esta nueva modalidad. Durante el mes de junio ya se han distribuido un total de 779 tarjetas, que tendrán vigencia para tres meses, lo que supondría un total de 2.337 tarjetas.

La tarjeta, además de facilitar la gestión, permite también evitar la estigmatización de las personas usuarias y potencia su normalización ya que se pueden escoger diversidad de alimentos en una cadena determinada de supermercados y no ir a centros de reparto. La tarjeta permite a la persona usuaria adquirir los productos de acuerdo con su situación y comprar según sus necesidades alimenticias por razones de salud, culturales o religiosas. También capacita a la persona usuaria, favorece la toma de decisiones y promueve el derecho a alimentarse y no ser alimentado.

Las 40.000 tarjetas al año serán gestionadas por las entidades que hasta ahora colaboran con la distribución de los alimentos con los servicios sociales municipales: Cruz Roja y Càritas. Así, Cruz Roja gestionará el importe de 22.000 tarjetas al año o 1.833 cada mes; y Càritas, 18.000 al año o 1.500 tarjetas cada mes.

Como el proyecto se inició el 1 de junio, se prevé que este año 2021, el número de beneficiarios sea superior a las 23.300 personas. El presupuesto de la implantación de las tarjetas monedero es de 2 millones de euros al año.

Durante el 2020, el Ayuntamiento dobló el gasto en comidas sociales El incremento de la demanda de alimentos disparó el gasto pasando de 922.000 euros en el 2019 cerca de los 1.800.000 euros en el 2020.

El Ayuntamiento distribuyó desde el 23 de marzo hasta diciembre, más de 111.000 comidas, incluyendo los servicios de comidas a domicilio, comidas para llevarse y también para la gente mayor que antes comía en los comedores de los casales.

La implantación de tarjetas sociales es una de las 64 acciones recogidas en el Plan de rescate social, dentro del Pacto de ciudad, consensuado con entidades ciudadanas. El Pacto de ciudad prevé que en el entorno social se harán 37 medidas que se desarrollan en 64 acciones concretas.