01/12/2022

Piden más de dos años de cárcel para el rapero Morad por intentar robar en un piso de Barcelona y amenazar a un vecino

La defensa del cantante de L’Hospitalet solicita la sentencia absolutoria

MORAD (1200

Morad en el juicio

El rapero conocido con el nombre de Morad, se enfrenta a una pena de dos años y medio de prisión por intentar entrar a robar en un piso de Barcelona junto con un amigo suyo y amenazar de muerte a un vecino que los sorprendió. Morad y el otro acusado se sentaron este miércoles en el banquillo del Juzgado Penal número 11 de Barcelona por estos delitos. La Fiscalía ha mantenido su petición de cárcel para cada uno.

Según la acusación, Morad y su amigo intentaron robar en el año 2018 en un edificio de de la calle Homer, en el barrio del Putxet de Barcelona. Según el escrito de la acusación mientras reventaban la puerta de acceso con un destornillador, fueron sorprendidos por un vecino que salía en ese momento. Al descubrirlos les hizo una foto y los acusados presuntamente lo amenazaron diciéndole «te voy a matar hijo de puta, te voy a esperar aquí hasta que salgas».

En el juicio celebrado ayer en el Juzgado Penal 11 de Barcelona el cantante explicó que no estuvo en ese edificio ya que hace cuatro años se dedicaba plenamente a su carrera musical y esa era su fuente de ingresos. Por eso, su abogado pide la absolución.

Morad ya ha tenido problemas con la justicia, en anteriores ocasiones. Lo declararon inocente en otro juicio por robo en un domicilio al considerar el juzgado que las imágenes de las cámaras de seguridad no eran suficientemente claras para identificar al rapero y a sus acompañantes.

En julio del año pasado fue detenido por un delito de atentado contra la autoridad tras enfrentarse a agentes de los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana del municipio, en su barrio de la Florida en L’Hospitalet, ya que había vulnerado el toque de queda nocturno. Los policías dijeron al rapero y sus amigos que debían irse y estos se negaron, lo que provocó un enfrentamiento, con lanzamiento de objetos, que acabó con su arresto. También le encontraron encima un arma prohibida que produce descargas eléctricas .

Los enfrentamientos con los diferentes cuerpos de seguridad en L’Hospitalet han sido constantes. De gira por España, también tuvo problemas con la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Según el testigo que los pilló en la escalera, declaró que había explicado a los Mossos cómo iban vestidos los dos chicos que había visto y entregó las fotos que les había hecho. Los policías indicaron en el juicio que compararon estas imágenes con las de las cámaras de seguridad del metro y así identificaron a dos personas que «coincidían totalmente» con los sospechosos. Por eso, la Fiscalía mantiene su petición de dos años y medio de cárcel

ARCHIVO