08/12/2022

Esto es lo que no debes hacer si el cajero se queda con tu tarjeta

.

Cada vez es más habitual el uso de las tarjetas bancarias, sean de crédito o de débito, llegando a desbancar al dinero en efectivo. En nuestro día a día, cada vez son menos las personas que conciben pagar en cualquier establecimiento o comercio con billetes ya que, con la llegada de la tecnología, se han acostumbrado a llevar las tarjetas en la cartera. La acción de utilizarlas va siempre acompañada del PIN, a partir de unas determinadas cantidades, el número de cuatro cifras que nos es requerido en las compras, además de ser un requisito obligatorio si queremos retirar dinero en efectivo del cajero.

Retención de una tarjeta por parte del cajero

Además de por problemas técnicos o por las artimañas de ladrones, existen otros motivos por los que el cajero se puede tragar tu tarjeta bancaria. Uno de los más comunes es introducir de manera reiterada y errónea el código PIN. Nuestra tarjeta también puede quedar retenida si no retiramos tarjeta de la ranura en un tiempo determinado (aproximadamente, unos 40 segundos). “El cajero detecta que no hay  actividad y emite unos sonidos de advertencia previos a la retención. Si la operación que estás haciendo es para sacar dinero, el cajero no te lo dará ya que se entregaría con posterioridad a que recogieras la tarjeta”, explica el Banco de España. Por último, el cajero también se puede quedar con tu tarjeta si la entidad ha dado orden de retenerla porque esté caducada o bloqueada. También puede ocurrir que el cajero funcione deficientemente, y se quede con nuestra tarjeta.

El paso más importante

Pero, ¿Qué debemos hacer si alguna vez nos pasa algo así? La primera opción consiste en avisar a la entidad bancaria, en el menor tiempo posible. Si en ese momento, se encuentra abierta, lo recomendable es entrar y avisar de lo sucedido a cualquiera de los empleados. En el caso de que la oficina se encuentre cerrada. tan solo nos quedará bloquear la tarjeta de manera inmediata a través de la aplicación de nuestro banco, sea telefónicamente, o bien a través de la banca a distancia o de la App, y a continuación revisar los movimientos para ver que no hay ningún problema y que no se han producido movimientos fraudulentos.

Regalamos 2000 euros para gastar en La Farga

Ahora bien, ¿Cuál es el paso más importante? ¿Qué es lo que no debemos hacer bajo ningún concepto? Esto es abandonar el cajero mientras realizamos este tipo de acciones. ¿Por qué? Porque el terminal puede terminar expulsando nuestra tarjeta sin que nosotros lo esperemos. Si esto ocurre y ya no estamos, puede que nos la roben ya que los ladrones suelen manipular los cajeros para quedarse con las tarjetas bancarias. Los ladrones manipulan el cajero para que se atasque la tarjeta y cuando la víctima desiste y se marcha, el ladrón vuelve para apropiarse de ella.

¿Cuánta cantidad de dinero puede sacarse como máximo en un cajero?

El robo de las tarjetas de crédito no es el único problema que se da en los bancos. Otros como el fraude fiscal y el blanqueo de capitales están a la orden del día. Es por ello que, a la hora de ir a sacar dinero en efectivo, debemos tener un control, el cual llega como siempre en estos casos por parte de Hacienda. Y es que, dado el número de entidades bancarias que existen en España, cada una fija un límite para sus clientes que suele ser, normalmente, de 600 euros.