23/05/2022

Aceite, pasta, harina y huevos suben más de un 20% el último año: Que es lo que sube y que baja

.

En abril los precios han continuado subiendo, pero algo menos que el mes pasado. La inflación, el incremento generalizado y persistente de los precios de mercancías y servicios, sigue desbocada, pero la escalada de precios parece que empieza a moderarse.

El encarecimiento es evidente en todas partes: tanto en transportes como a en servicios y sobre todo en el cesto de la compra; llenar la despensa cada vez cuesta más. La perdida de poder adquisitivo de los consumidores, no tiene freno.

La lista de productos que más se han encarecido continúa liderada por los aceites, los combustibles y la electricidad, pero también se pueden encontrar alimentos tan básicos como la pasta, la harina, los huevos, la leche (incluida la de bebés), la mantequilla o la carne.

En Catalunya, los precios subieron en abril un 8% respecto al mismo mes del año pasado, 1,5 puntos por debajo del encarecimiento de marzo, que fue del 9,5%, según ha publicado este viernes el Instituto Nacional de Estadística. A pesar de este descenso, se trata de la segunda cifra más alta de la serie histórica, que por comunidades empieza en el año 2002, después del récord marcado en el mes de marzo.

En el conjunto del Estado la inflación también cayó un punto y medio, hasta el 8,3%, una cifra que según la vicepresidenta del Nadia Calviño, es «inaceptable». En marzo la inflación en España llegó al 9,8%.La variación intermensual de precios (la diferencia con el mes anterior) también ha bajado. Lo ha hecho un 0,3% en Cataluña y un 0,2% al conjunto del Estado.

La contención de precios del último mes ha estado posible gracias a la rebaja de carburantes (con el descuento de 20 céntimos por litro) y de la energía, en parte gracias al clima, que ha favorecido las renovables. Aun así, los combustibles, el gasóleo y la electricidad siguen estando entre los productos que más se han encarecido en el último año.

Del cesto de la compra, lo que más se ha encarecido son los aceites comestibles, que casi han doblado el precio (un 96%), incluido el aceite de oliva (que se ha encarecido un 43%), la estancia en hoteles, hostales y pensiones (que rozaron el pleno empleo en Semana Santa a pesar de encarecerse un 51%) y productos de primera necesidad como la pasta, la harina, los huevos, la leche o la mantequilla, con aumentos por encima del 20%. También se han subido mucho la carne, la fruta en conserva y el alimento para bebés.

Entre los productos que no han subido precios hay el transporte público, y entre los pocos que han bajado ligeramente en un año destacan los peajes (por el efecto de los que se han suprimido) y los servicios y equipos de telefonía. FUENTE: INE-324-TV3