08/08/2022

Endesa reclama una factura de 1.800 euros de gas a una vecina de L’Hospitalet, de 81 años y que vive sola

.


Hace cuatro meses que la madre de Eva, una mujer de 81 años y que vive sola, recibió una factura de gas de 1.800 euros, una cifra desorbitada y que según su hija “correspondería a la de una empresa con 400 trabajadores”, según ha avanzado BETEVÉ. Desde entonces esta familia afectada, que vive en L’Hospitalet de Llobregat, inició los trámites y reclamaciones para evitar que le cortaran el gas.

Han abierto varias incidencias, han ido presencialmente a las oficinas y han contactado con el síndic de greuges y la OCU. No habían tenido mucho éxito con la respuesta hasta ahora, cuando una de las hijas, Eva, ha denunciado el caso a través de las redes sociales. Este mismo martes la compañía la ha llamado y le ha dicho que toda la cuestión estaba en trámites de solucionarse.

Endesa también ha confirmado a BETEVÉ que el proceso acabará pronto. Ahora bien, Eva afirma que “hasta que no lo vea, no me lo creeré”. De hecho, este mismo martes al mediodía ha recibido otra carta donde le advierten que si no paga la deuda antes del 11 de agosto, procederán a cortarle el suministro a partir del 15 de agosto. La familia de la afectada lamenta el trato que han recibido y dicen que, además, ahora tampoco pueden cambiar de compañía porque su madre “consta como morosa”.

Un error en la lectura del contador


Según Eva el problema surgió después de que el técnico del gas anotara mal la lectura del contador de su madre. A ella “le sorprende que todavía apunten los datos con papel y bolígrafo” y que, por ejemplo, no hagan una fotografía. De todos modos, para descartar otros motivos, los afectados hicieron venir otro técnico que verificara que no había ningún problema, como una fuga. La avería quedó descartada.

Las dificultades de las personas mayores y vulnerables para hacer trámites


La familia de la afectada denuncia las trabas con que se han encontrado a la hora de hacer todos los trámites. Para poder hacer la reclamación a la OCU, por ejemplo, necesitaron cuatro horas para colgar todas las fotografías del contador que les pedían. Eva cree que “es imposible que una persona sola de 80 años lo pueda hacer todo ella sola” y lamenta que “se aprovechen de la gente mayor”. Se pregunta qué pasa con las personas vulnerables y de edad avanzada que no tienen ningún apoyo familiar. De momento, el caso de su madre parece que se solucionará.