14/08/2020

Se produce un fuerte descenso de ingresos en los hospitales por covid-19 en Barcelona y su área metropolitana

En el Hospital de Bellvitge la última semana solo se han realizado siete ingresos

Se produce un fuerte descenso de ingresos en los hospitales por covid-19 en Barcelona y su área metropolitana

Según informa La Vanguardia en su edición de hoy martes, los hospitales confirmaban ayer que les llegan ya pocos infectados por la Covid-19. Las urgencias atienden contados casos diarios y apenas hay ingresos. Además, estos casos que se hospitalizan, en general, son menos graves que en plena epidemia.

A pesar de los buenos datos, Barcelona y las regiones metropolitana sur y norte seguirán separadas en su fase 1 hasta el próximo lunes.

Pero el descenso de casos es continuo. Así lo explicaban ayer cuatro grandes hospitales, los barceloneses Vall d’Hebron, Sant Pau y Mar y Bellvitge, en l’Hospitalet a La Vanguardia.

Un gran centro como Vall d’Hebron solo ve cuatro o cinco casos al día que encajan con la infección y algunos se descartan al hacer la prueba PCR (se hace a todo paciente con síntomas o que deba ingresar u operarse). En los últimos días, ha habido jornadas sin ingresos, explica M. José Abadías, subdirectora asistencial.

En Sant Pau, ven 10-12 casos al día (algunos sospechosos); ingresan un par como mucho. En el Mar están con números parecidos y en Bellvitge, el jefe de urgencias, Pierre Malchair, explicó que ven 15-20 pacientes al día, pero algunos dan negativo.

En la ultima semana solo han hecho siete ingresos. Hay que recordar que el primer filtro es la atención primaria, que hace PCR a todo caso sospechoso. A urgencias sólo llegan casos más graves.

Ahora, los ingresos en la UCI son de un par por semana por hospital. En Vall d’Hebron ayer había 21 pacientes en la UCI y 35 en planta (60 hace una semana).“Habrá que ver qué pasa en esta fase de desescalada”, advirtió Cirera. “La situación es muy distinta de hace un mes o dos, pero aún no estamos a cero; lo que sí hay es una estabilidad, ya no hay un aumento de casos significativo de un día para otro”, añadió Puig. “Esperábamos un repunte y de momento no se ha dado, lo que nos hace ser optimistas”, dijo Malchair.

Las urgencias aún no estan al nivel de antes. Si Vall d’Hebron atendía unas 350 al día, ahora son 200 o 220. Los pabellones deportivos que hicieron de ampliaciones de Sant Pau y el Mar ya se empezaron a desmontar ayer. El de Vall d’Hebron aún se usa.