26/11/2020

Prospección arqueológica importante en el Silo de la Torrassa, en L’Hospitalet

El Silo servía para almacenar el grano, básico en la alimentación

Arqueólogos de ADIF hacen trabajos de prospección arqueológica en el Silo de la Torrassa, una excavación ubicada al lado del puente d’en Jordà, que comunica la estación de metro de Santa Eulàlia con el barrio de la Torrassa. El silo, localizado los años 30 del siglo pasado, servía para almacenar grano.

Los arqueólogos limpian el silo y hacen prospecciones para encontrar otras posibles estructuras detectadas en la zona. Los trabajos se hacen con el visto bueno de la Generalitat y bajo la inspección de la sección de Patrimoni de l’Àrea d’Educació, Innovación y Cultura del Ayuntamiento.

Previamente a los trabajos de los arqueólogos y para mejorar la seguridad de las vías, ADIF hizo tareas de limpieza de la vegetación y de regularización de los taludes. Fue en aquel momento cuando se detectaron otros restos que podrían formar parte del yacimiento.

Las entidades defensoras del patrimonio de la ciudad, han reclamado en diferentes ocasiones, la intervención y protección del Silo.

El Silo de la Torrassa forma parte del inventario del Patrimonio Arqueológico de la Generalitat. La primera intervención en el yacimiento se produjo en abril del año 1934. Entonces, se encontraron materiales de época ibérica y romana que se depositaron en el Museo de Historia de Barcelona, donde quedaron olvidados hasta la década de 1980 cuando se llevaron al Museo de L’Hospitalet.

Entre los materiales recuperados destacan un fragmento de cerámica griega del siglo IV a. C., diversos fragmentos de cerámica romana importada de Italia (siglos II-I a. C.) o de las Galias (s. III d. C.), así como fragmentos de ánfora ibérica, morteros o una base de cristal.

Durante la posguerra, el agujero del silo se convirtió en una barraca donde vivían familias sin casa.