01/10/2022

L’Hospitalet: La plaza Espanyola tendrá un 50% más de árboles cuando finalicen las obras en febrero

Pasará de los 21 árboles antes de la reforma a 31 ejemplares, el mes de febrero

Representantes del Ayuntamiento de L’Hospitalet se reunieron ayer con vecinos y entidades del barrio de la Torrassa para tranquilizarlos después de que las fuertes lluvias del miércoles provocaran la caída de uno de los árboles situados en la zona central de la plaza Espanyola, causando heridas leves a tres personas, y dejaran dañados otros dos árboles que hoy serán retirados ante el inminente riesgo de caída.

La reunión se celebró en la sede del Distrito II con la presencia de Francesc Belver, concejal de Planificación, Territorio y Economía; Olga Gómez, concejala de Collblanc-la Torrassa; Laura García Manota, concejala de Sostenibilidad; la directora de servicios de Espacio Público, Vivienda, Urbanismo y Sostenibilidad, y el jefe de servicios de Obras del Ayuntamiento, que garantizaron a los presentes que la plaza Espanyola tendrá un 50% más de árboles cuando finalicen las obras en febrero de 2023.

Escuela de baile Sergi & Lourdes

La plaza Espanyola pasará de los 21 árboles que tenía al inicio de la reforma que comenzó el pasado mes de junio a los 31 ejemplares que tendrá en febrero de 2023. Tanto el ejemplar caído el pasado miércoles como los otros dos que se retirarán este mañana y los dos que se retiraron al inicio de las obras serán sustituidos por árboles con buenos beneficios medioambientales y copas anchas como son las «mèlies o els lladoners». El Ayuntamiento también recordó a los presentes en la reunión en el Distrito II que la plaza Espanyola ganará un jardín vertical situado en la zona infantil.

De la visita de los técnicos realizada ayer jueves se determinó que la fuerte tormenta del miércoles provocó la caída del árbol pese a encontrarse apuntalado, ya que se constató que el ejemplar no tenía prácticamente raíces. Esta situación se repite, con seguridad al ser de la misma especie, de los dos árboles que se retirarán hoy porque sufren un riesgo de caída que los técnicos han calificado como “muy probable”. El Ayuntamiento se ha visto en la obligación de retirarlos ante la situación irreversible en la que se encuentran y por la seguridad para las personas.