08/02/2023

Pacientes de Hematología del Moisès Broggi / ICO-L’Hospitalet ya se benefician de un tratamiento de quimioterapia administrado a domicilio

Se ofrece una mejora de la calidad de vida a pacientes y familiares

BROGGI 2 PORTADA
30/11/2022

El Servicio de Hematología Clínica del Hospital Universitario de Sant Joan Despí (Complejo Hospitalario Moisés Broggi) y el Instituto Catalán de Oncología-Hospitalet hace un año que tienen un programa de atención domiciliaria para pacientes de onco-hematología con síndrome mielodisplásico (SMD), es decir, con mal funcionamiento de la médula ósea. El principal objetivo es mejorar la calidad de vida del paciente, así como la de su entorno, familiares y cuidadores, ofreciendo de forma voluntaria la posibilidad de recibir el tratamiento quimioterápico administrado en su domicilio.

Se trata de un nuevo protocolo innovador en Catalunya y en el Estado español, impulsado por el Servicio de Hematología, el Servicio de Farmacia, el Hospital de Día de Oncología- ICO y Hospital a domicilio del Hospital Sant Joan Despí (Consorcio Sanitario Integral). El programa, pone al paciente en el centro de atención y asistencia, se lleva a cabo desde diciembre de 2021.

“La situación actual de la pandemia y la distancia social nos han dado la oportunidad de valorar alternativas a la asistencia hospitalaria. Estas nos permiten acercar el bienestar a los pacientes, optimizando al máximo los dispositivos necesarios. Se trata, tanto solos, del primer paso de la administración de tratamiento quimioterápicos en domicilios. El objetivo es poder ampliar el servicio a otras patologías oncológicas”, han explicado la jefa clínica de Hematología del Hospital Universitario de Sant Joan Despí (Complejo Hospitalario Moisés Broggi), Maria Elena Cabezudo junto con Anna Alcornocal, jefe de servicio de Hematología Clínica del Instituto Catalán de Oncología-Hospitalet / Moisés Broggi.

El programa ofrece una atención de los pacientes hematológicos que reproduce el mismo circuito que el paciente recibiría si asistiera presencialmente en el Hospital de Día, garantizando la seguridad clínica, así como la asistencia personalizada y la atención integral. En concreto, abraza desde la valoración de la enfermedad, la prescripción médica, la administración del fármaco subcutáneo a domicilio, hasta la educación sanitaria, en la cual se ofrece conocimiento sobre la patología, el tratamiento recomendado para el paciente y sus potenciales beneficios.

Actualmente, se han incluido en el programa ocho pacientes que han representado unas 145 sesiones de tratamiento a domicilio, pacientes que precisan visitas y tratamientos en el hospital en periodos muy corto de tiempos, así como administraciones en periodos ininterrumpidos de días.
“Las enfermeras de la Unidad de Hospitalización a domicilio (HADO) con pericia en la atención de pacientes con necesidad de curas de complejidad equiparable a las que se dispensan al ámbito hospitalario, son las que administran el tratamiento y hacen el seguimiento clínico durante este periodo. El paciente valora positivamente la experiencia porque reconoce a las enfermeras que lo atienen como parte del equipo del hospital. Este hecho garantiza la comunicación con el equipo asistencial referente y mejorar el proceso asistencial”, comenta Cristina Borlado, coordinadora de la Unidad de Hospitalización a domicilio. “Con este programa, ofrecemos a los pacientes una mejora de la calidad de vida, garantizando la misma seguridad y excelencia del servicio. Al mismo tiempo, podemos descargar la presión hospitalaria del Hospital de Día y el servicio ambulatorio”, concluye.

Para ofrecer esta atención integral en el domicilio, los equipos asistenciales multidisciplinarios del HADO y del Hospital de Día junto con enfermería Clínica, Farmacia y gracias a las mejoras realizadas pueden dar una asistencia de calidad centrada en la persona.

El Hospital Universitario de Sant Joan Despí (Complejo Hospitalario Moisés Broggi) forma parte del Consorcio Sanitario Integral, una entidad pública participada mayoritariamente por el Servicio Catalán de la Salud, los ayuntamientos de Sant Joan Despí y l’Hospitalet de Llobregat, el Consejo Comarcal del Baix Llobregat y la Cruz Roja.