30/06/2022

Catalunya reabre este jueves el ocio nocturno

Las discotecas podrán abrir en exteriores hasta las 3 de la mañana y los restaurantes podrán cerrar a la una

SITGES (2)

Imagen de la prueba realizada en Sitges de ocio nocturno

La Generalitat, después de aprobarlo el PROCICAT, permitirá la reapertura del ocio nocturno a partir del próximo jueves 23 de septiembre, que es el día que dan inicio las Festes de la Mercè, la Fiesta Mayor de Barcelona. La reapertura solo será en espacios exteriores y hasta las 3 de la madrugada. A este horario se le sumará media hora para desalojar a los clientes, hasta las 03.30 horas. 

Con esta decisión, Cataluña da un primer paso hacia la reactivación del sector tras muchas semanas y meses de cierre.

De momento se mantendrán cerrados los locales interiores y, por otra parte, la restauración podrá alargar su horario hasta la una de la madrugada, 30 minutos más que hasta ahora, y con un margen de media hora más, hasta las 01.30 horas, para desalojar a la clientela. 

La apertura se justifica por una mejora en los indicadores sanitarios de la pandemia, a pesar de que no se llegan a algunos de los requisitos marcados por Salud, como bajar del umbral de los 100 críticos a las UCI o llegar al 80% de la población vacunada.

Quejas de las patronales

La Federación Catalana de Locales de Ocio Nocturno (Fecalon) calcula que solo un 5% los establecimientos podrán abrir con las nuevas condiciones. La propuesta no satisface la patronal, que vuelve a criticar unas restricciones «solo promovidas en Cataluña y las Baleares».

La otra patronal, a Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm), dice que a las puertas del otoño, la medida «llega tarde».

El cierre del ocio nocturno tenía el aval del Tribunal de Justicia de Cataluña, que dio la razón a la Generalitat ante la denuncia presentada a principios de mes por la patronal Fecasarm.

El sector del ocio nocturno ha quedado muy castigado por la pandemia y aseguran que ya están al límite. A principios de mes empezaron una acampada y una huelga de hambre en la plaza Sant Jaume de Barcelona para reclamar la reapertura de los negocios, y se reunieron con el Departament de Empresa para pedir más ayudas al sector. La reunión acabó sin ningún plan concreto ni fecha de reapertura.