26/09/2020

“El Pacto de ciudad” de L’Hospitalet empieza a andar con más de 650 propuestas

El acuerdo parte de la convicción compartida que la reacción conjunta institucional y ciudadana durante el estado de alarma ha sido clave para garantizar los servicios esenciales y dar respuesta a las nuevas necesidades surgidas de la pandemia

“El Pacto de ciudad” de L’Hospitalet empieza a andar con más de 650 propuestas

L’Hospitalet tiene a punto su Pacto de ciudad, un gran consenso institucional y ciudadano para reactivar social y económicamente la ciudad. El acuerdo recoge el compromiso de paliar los efectos que ha tenido la Covid-19 sobre la ciudadanía y el tejido productivo y reducir las desigualdades que esta crisis sanitaria ha creado.

El acuerdo parte de la convicción compartida que la reacción conjunta institucional y ciudadana durante el estado de alarma ha sido clave para garantizar los servicios esenciales y dar respuesta a las nuevas necesidades surgidas de la pandemia. Este espíritu de unión y colaboración es precisamente el que quiere recoger este gran acuerdo de ciudad para avanzar hacia el futuro.

Para la alcaldesa, Núria Marín, “tenemos la oportunidad de salir adelante como una ciudad más fuerte, más justa, más unida y más resistente. La situación difícil que sufren muchas familias, pymes y autónomos hace necesaria una respuesta unitaria, de consenso, que nos permita continuar sumando esfuerzos.” Ha añadido “tenemos la responsabilidad de garantizar que nuestros vecinos y vecinas no se queden atrás. Este gran pacto será un sistema de inteligencia colectiva con capacidad efectiva para mejorar las perspectivas de la ciudad. Las más de seiscientas cincuenta propuestas recogidas son un buen ejemplo.”

Las propuestas de actuación se han agrupado en cuatro entornos estratégicos que se alinean con los objetivos de desarrollo sostenible y el objetivo de L’Hopitalet “barreras 0 en el 2030”:

  • Entorno urbano: adaptar el espacio público, la movilidad y las infraestructuras a la nueva realidad.
  • Entorno social: reconstruir de las infraestructuras comunitarias (educación, cultura y deportes). Poner a las personas en el centro de las políticas y garantizar derechos y libertades.
  • Entorno económico: Impulsar la ocupabilidad en sectores estratégicos. Reforzar el estado del bienestar. Explorar el intercambio, la complementariedad y la economía circular.
  • Entorno institucional. Reorganizar la estructura municipal para adaptarla de forma segura y eficiente al nuevo paradigma de trabajo.

Los miembros del Pacto local que han aportado sus propuestas comparten la necesidad de conseguir un amplio consenso institucional, político, económico y social para afrontar las consecuencias de la crisis sanitaria. Desde el Pacto Local por la ocupación se han añadido las medidas de concertación social destinadas al desarrollo económico y la promoción del empleo.

Grupos municipales, agentes sociales y entidades vecinales que han participado en el proceso valoran la importancia de un acuerdo de este alcance.

Antoni Garcia, portavoz municipal de ERC considera que “el Pacto de Ciudad tiene que ser un compromiso transversal para promover políticas valientes para combatir la crisis económica y social de la Covid-19 y hacer realidad un L’Hospitalet de las personas, sin desigualdades, dinámico y verde.”

Por su parte, el portavoz de Cs, Miguel Garcia, ha expuesto que “tenemos por delante un un reto mayúsculo. Tenemos que dar prioridad a medidas para afrontar las necesidades sanitarias, facilitar la reactivación económica y abordar la protección social de los colectivos más vulnerables. El Pacto tiene que ser un instrumento útil con medidas ambiciosas pero realistas y viables dentro de las competencias que tiene el Ayuntamiento”.

Por su parte, Anna González, de LHCP-ECG, afirma que “el pacto de ciudad es una oportunidad de unidad política y social para impulsar nuevas formas de ocupación, proyectar una ciudad ambientalmente más sostenible y profundizar en el escudo social para superar la crisis provocada por la pandemia, sin dejar a nadie atrás.”

Sònia Esplugues, del PP dice que “la situación que viven muchas familias, autónomos y pymes de L’Hospitalet precisa la unión de todos para conseguir un gran Pacto de Ciudad que permita atenuar los efectos devastadores que está provocando la Covid-19 en la ciudadanía”.

Jose Antonio Alcaide, en representación de UGT L’Hospitalet, valora el Pacto de Ciudad como “una necesidad, por la crisis originada por la Covid-19, un compromiso con L’Hospitalet, que afianza la UGT después de 20 años concertando políticas por la ocupación y una oportunidad, la de llegar a un gran consenso que sitúe en el Ayuntamiento, con el apoyo de los agentes económicos y sociales, los grupos municipales y las entidades, como la primera línea para la recuperación económica y social de la ciudad.”

Liliana Reyes en representación CCOO L’Hospitalet, señala que “valoramos positivamente el Pacto de Ciudad. Es un acierto poner la concertación social al servicio de la ciudadanía. Tenemos que llegar a acuerdos para afrontar juntos los retos de esta nueva realidad. Las personas y el trabajo tiene que estar en el centro para reconstruir y fortalecer una ciudad más justa, con trabajadoras y trabajadores con derechos, y para hacer posible la reactivación económica y social de L’Hospitalet”.

Rosa Fiol, de AEBALL, manifiesta que “en la situación de incertidumbre actual, las empresas y toda la sociedad necesitan más que nunca que los agentes sociales y económicos que los representamos trabajemos a una, juntos, para poner en marcha acciones de apoyo coordinadas, eficaces, y rápidas. Este Pacto nos tiene que permitir responder como ciudad y desde AEBALL seguiremos aportando propuestas para dar todo el apoyo a nuestras empresas”.

Silvia Miró, en representación de PIMEC, hace “una valoración muy positiva de este pacto que genera un gran consenso y da un gran impulso a las políticas de formación profesional y a la promoción de la economía local abriendo un horizonte por la recuperación de la ciudad en los próximos años”.

Manuel Piñar presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinas y Vecinos de L’Hospitalet, expone que “queremos que este Pacto sea realmente útil, que proponga medidas que nos saquen de la situación difícil en la que nos encontramos a causa del COVID y la crisis que sanitaria, social y económica que ha provocado. Este acuerdo tiene que servir para garantizar los derechos de las vecinas y vecinos de L’Hospitalet y sobre todo a ayudar a aquellos que sean más vulnerables”.

La siguiente etapa del pacto de ciudad es la valoración de propuestas por parte de un equipo de técnicos municipales transversal que se encargarán de su sistematización (descripción, coste previsto, calendario, agentes implicados …). En el mes de noviembre está prevista la primera rendición de cuentas a la ciudadanía.