10/12/2022

Alarma por el deterioro y el mal estado de conservación de «el Pont d’en Jordà» en L’Hospitalet

Entidades de L’Hospitalet en defensa del patrimonio histórico denuncian la degradación

El Pont d’en Jordà, conocido como puente de la Torrassa, conecta los barrios de la Torrassa y Santa Eulàlia en L’Hospitalet. Está situado al lado de la estación de metro de Santa Eulàlia, y fue construido en el año 1934. El tráfico de personas es constante, es la vía de comunicación entre los barrios de la Torrassa y Santa Eulàlia, y viceversa.

Entidades de L’Hospitalet en defensa del patrimonio histórico-cultural de la ciudad, como Defensem el Castell de BellvísPerseu L’HStop Massificació, y Salvem Cosme Toda, ya denunciaron el pasado mes de agosto, a través de las redes sociales, y a la opinión púlica el mal estado que presenta el Pont d’en Jordà. Y ahora vuelven a poner sobre la mesa la situación en que se encuentra la construcción.

Regalamos 2000 euros para gastar en La Farga

Algunas de sus barandillas están degradadas, hay elementos que se visualizan oxidados. Tanto la estructura, como el pavimento irregular presentan un mal estado de conservación. Esta emblemático puente presenta una imagen de poco cuidado, grietas, y roturas en el pavimento que han provocado caídas entre los ciudadanos que lo utilizan. Afirman desde las entidades que ni el consistorio ni Adif cumplen con el mantenimiento necesario.

Por ello, las entidades reclaman tomar medidas inmediatas, y que se lleven a cabo cuantas acciones sean necesarias para asegurar la correcta conservación y el adecuado mantenimiento de este patrimonio. El Pont d’en Jordà está catalogado como bien cultural de interés local. Se trata de un puente soportado por dos vigas en celosía, construidas con perfiles de acero laminado, unidas mediante la antigua técnica del roblonar, las cuales permiten cubrir toda la longitud del puente sin ningún punto intermedio o columna que ayude a sostener la estructura. El cordón superior tiene forma parabólica. En definitiva un legado cultural-patrimonial, aun en uso en el SXXI, construido en el año 1934.

Aunque según los técnicos la estructura del puente es segura, y no hay peligro de derrumbe, la imagen que presenta el puente es de dejadez y poco cuidado de mantenimiento.