08/02/2023

Más de 300.000 euros de multa al operador de buses de L’Hospitalet y el Baix Llobregat, por el pésimo estado de la flota

La empresa Avanza en el centro de la polémica

AVANZA
27/10/2022

El Área Metropolitana de Barcelona, ha dicho basta y sancionará con una multa de más de 300.000 euros al operador de autobuses del Baix Llobregat y L’Hospitalet, por incumplimientos de la ejecución del contrato del servicio público del transporte interurbano. Según han informado algunos medios, la multa se impondría este martes, 25 de octubre, a la empresa Avanza.

El operador, que presta servicio desde diciembre de 2021 a grandes municipios catalanes como Castelldefels, Gavà, Viladecans, El Prat, Cornellà, Sant Boi, L’Hospitalet de Llobregat, y sus conexiones con la ciudad de Barcelona, lleva una acumulación de quejas e incidencias desde que empezó a prestar servicio. Los usuarios han denunciado reiteradamente que que no se cumple el contrato ni las mejoras que prometían en un principio.

La administración pública del territorio metropolitano ha informado que, entre las cláusulas del contrato que no se han cumplido, se encuentra la falta de flota disponible y por ende, la no sustitución de vehículos averiados. Desde el inicio del servicio, según el AMB, se han recibido por parte de las personas usuarias del servicio 624 quejas relacionadas con autobuses que no han pasado por la parada en la hora correspondiente a su expedición. Durante el mes de julio se detectaron entre 19 y 30 autobuses provisionales en la cochera, mientras que de media, durante el mismo mes, 23 vehículos de ellos no se encontraban operativos.

El informe sancionador también deja patente la falta de funcionamiento de las rampas de acceso a los vehículos, ya que durante los primeros 6 meses del funcionamiento del servicio, el ente metropolitano recibió más de 35 quejas relacionadas con el mal funcionamiento de las rampas.

Por consecuencia, el operador de autobuses del Baix Llobregat, tendrá que pagar 165.400 euros por la falta de rampas de acceso a los vehículos, y 171.371 euros por la no disponibilidad de la flota, siendo en total una sanción de más de 330.000 euros.